· Publicado en Comunicación

Un estudio multi-país revela la percepción de igualdad de los hombres en Medio Oriente y África

Un estudio multi-país revela la percepción de igualdad de los hombres en Medio Oriente y África

El informe se acaba de preser en Marruecos reflejando la persistencia de una visión de la igualdad basada en valores tradicionales; el 58% de los hombres y el 49% de las mujeres consideran que ya se ha alcanzado la igualdad entre hombres y mujeres en la sociedad.

Es uno de los datos de la Encuesta Internacional “Images” que acaba de presentar ONU Mujeres en Rabat. Los datos se extraen de una investigación elaborada por ONU Mujeres y la ONG Promundo en la zona MENA (Medio Oriente y África del Norte), que incluye Egipto, Marruecos, Líbano y Palestina.

Detrás de los titulares, el estudio revela se encuentra una realidad en transición. Aunque la  mayoría de los hombres encuestados en los cuatro países respaldan una amplia gama de actitudes tradicionales injustas, una minoría considerable de hombres en el cuatro países reconocen y apoyar la igualdad de las mujeres en muchos aspectos de la vida pública y privada.

En Marruecos, el estudio ha cubierto el área de Rabat-Salé-Kenitra. En la presentación, que contó con la presencia de diversas instituciones, no solo se dieron a conocer los resultados sino que se realizaron recomendaciones al estudio; entre ellos, Driss el Yazami, presidente del CNDH, saludó los avances que se ven en algunos aspectos pero destacó la falta de una recomendación dirigida a la responsabilidad del Estado de poner en marcha políticas públicas decididas para la promoción de la igualdad.

De forma generalizada, los/as ponentes destacaron el cambio de paradigma actual en Marruecos, la deconstrucción de modelos, la importancia de formular prorpuestas que trabajen en la lucha contra los estereotipos de género y la necesidad de llevar este esfuerzo a las escuelas. Una reflexión destacable fue la escasa diferencia que existe la población joven y la adulta en cuanto a sus valoraciones y la apertura a incorporar algunos aspectos nuevos en el análisis, como la herencia o el aborto.

La Encuesta Internacional “Images” también confirma los hallazgos internacionales del ciclo de violencia intergeneracional: las experiencias de violencia en la infancia están asociadas con el uso de la violencia por parte de los hombres en la vida adulta. La violencia engendra violencia en los cuatro países.
 
En el lado positivo, también hay evidencia de ciclos de atención intergeneracionales: aunque muchas normas tradicionales se refuerzan en el hogar, los padres pueden tener un papel poderoso para romper estas normas. Padres que alentaron a las hijas a asumir profesiones no tradicionales o a trabajar fuera del hogar, o que permitieron que las hijas eligieran a sus maridos, contribuyeron a generar entornos en los que surgen mujeres más empoderadas.
 
Este estudio confirma la dominante presencia del hombre en la toma de decisiones en el hogar, los espacios políticos y de liderazgo, y la vida cotidiana de mujeres y niñas. Ofrece conclusiones que permitan comprender las dinámicas hombre-mujer en la región MENA y en respuesta a ellas, diseñar y mejorar programas y políticas para abordarlos.
 

Estas acciones impulsan la consecución de la Agenda 2030, y en especial, de los objetivos:

 
Objetivo 4: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos/as.

 
 Objetivo 5: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas.

 
Objetivo 11: Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

 

 


Secciones