· Publicado en Participación en Redes y Alianzas

Ya puedes acceder a la Nota Conceptual del IV Foro Mundial de Desarrollo Económico Local de Cabo Verde

Ya puedes acceder a la Nota Conceptual del IV Foro Mundial de Desarrollo Económico Local de Cabo Verde

Se trata del mayor evento mundial en políticas de desarrollo sustentable con un fuerte componente local. Así nació en 2011, cuando se puso en marcha la iniciativa, en aquella primera edición, liderada por el FAMSI, junto a actores de la esfera regional, nacional y multilateral. Esta edición llega a África, del 17 al 20 de octubre, tras dos ediciones en Europa, (Sevilla, 2011 y Turín, 2015) y una en América del Sur (Foz de Iguazú, 2013).

Esta cuarta edición llega a África de la mano de Cabo Verde, cuyas autoridades ya destacaron en la presentación pública del evento que "constituye una oportunidad para reforzar las alianzas globales, nacionales y locales e inscribir el Desarrollo Económico Local en la agenda política nacional, como herramienta válida para alcanzar igualdad, equidad y cohesión territorial, en el marco de la localización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, además de propiciar a Cabo Verde una gran oportunidad de visibilidad internacional y de insertar el desarrollo sostenible en la dinámica del diálogo global".

Este IV Foro presenta el Desarrollo Económico Local como "medio para alcanzar la igualdad, equidad y cohesión mediante el marco de localización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible". Así se destaca en la Nota Conceptual que ya se ha hecho pública. El documento desarrolla el significado de las tres líneas temáticas que abordará el Foro, a las que suma un enfoque específico para los Estados Insultares en Desarrollo:

Línea Temática 1: DEL como fundamento para territorios integrados y cohesionados.

Línea temática 2: DEL como fundamento para sociedades resilientes y pacíficas en contextos frágiles.

Linea temática 3: DEL como fundamento para economías sostenibles e incluyentes.

Enfoque Especial: Pequeños Estados Insulares en Desarrollo.

Cada uno de estos epígrafes contiene las reflexiones realizadas por las entidades organizadoras y las autoridades del país anfitrión. De este modo, en el contexto de la primera línea temática, el PNUD aborda las políticas y entornos favorables para propiciar las dos dimensiones complementarias de la cohesión: socioeconómica y territorial. Un enfoque de cohesión que se entiende como factor clave para paliar la dispar evolución que han seguido, en las dos últimas décadas, los avances notables del crecimiento económico, frente a la progresiva desigualdad dentro de los territorios (desempleo, tensiones sociales y presión sobre los recursos naturales). La búsqueda de procesos que diluyan esta diversa evolución de los territorios, desde el punto de vista económico y territorial, se considera clave en la localización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La existencia de marcos políticos e institucionales que propicien esta cohesión y el nexo indiscutible entre cohesión territorial y desarrollo económico local, se señalan, junto a la relevancia, aplicabilidad a escala global y la definición de indicadores, como los temás clave para la discusión en el Foro.

El Desarrollo rural integrado como medio para la competitividad y regional, y la igualdad territorial es abordada por ORU FOGAR, que pone el acento en este instrumento como vehículo para incrementar el bienestar social, económico y ambiental, y el diseño diferenciado de inversiones y prestación de servicios adecuados a los distintos tipos de áreas rurles. Asimismo, la Organización de Regiones Unidas señala la importancia de abordar desde un enfoque integrado la coordinación entre los distintos niveles administrativos, y los distintos ministerios y competencias.

La OIT afirma el papel fundamental de los actores nacionales y locales en el fortalecimiento de los territorios ante la fragilidad de escenarios de conflicto o post conflicto y por tanto, subraya la necesidad de trabajar en la mejora de sus capacidades en los sectores socioeconómicos. No parece posible el desarrollo sin paz y seguridad, y así lo señala la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030. Por ello, hay un vínculo indisoluble entre ambos aspectos, y la recuperación económica local reduce la dependencia exterior, lo que, en un círculo positivo, permite generar las condiciones endógenas para la reactivación de las economías y redunda en la creación de oportunidades para el empleo y la consolidación de sociedades pacíficas.

Por su parte, el FAMSI pone el foco sobre el importante papel de los gobiernos locales y regionales en la habilitación de mecanismos que faciliten la participación, la transparerencia, la co-gestión y las responsabilidades compartidas para generar, en último término, cohesión social. Una cohesión que requiere de un manejo adecuado de la diversidad en cada comunidad, y por tanto, de sus necesidades, intereses y objetivos. Por ello, se considera clave identificar modelos incluyentes para gestionar la diversidad allí donde esta pueda suponer una amenaza para la convivencia sin conflictos. Además, el FAMSI hace hincapie en que las estrategias de desarrollo económico local no pueden orientarse solo hacia el crecimiento económico, y sí hacia la distribución equitativa de los beneficios. La reflexión concluye que dar valor al conocimiento generado colectivamente, en contextos de diversidad, y la actividad política de los gobiernos locales en el fortalecimiento de recursos, capacidades, vínculos y relaciones entre actores y grupos sociales, genera cohesión social, capital social y sostenibilidad ambiental.

La Economía Social y Solidaria, así como otros paradigmas alternativos de la economía tienen espacio propio desarrollado por la Unidad que aborda esta temática en la OIT. buenas prácticas y cooperación, solidaridad, ética y autogestión democrática tomaN la forma de cooperativas, mutualidades, asociaciones, fundaciones y empresas sociales, entre otras, que enfocan la producción y el intercambio de bienes y servicios hacia la consecución de objetivos sociales y, con frecuencia, medioambientales. Este es el motivo fundamental por el que estas formas alternativas de economía han cobrado protagonismo en la escena internacional, habiendo demostrado su capacidad, en todo el mundo, para generar empleo, con independencia de las diferencias culturales, aún en tiempos de crisis. Tienen capacidad de adaptación, son versátiles y están enraizadas en el territorio, practican la conciencia ambiental en conexión con el entorno en el que desarrollan su actividad, priorizan el factor humano sobre el beneficio económico y por todo ello, están mejor posicionadas para reaccionar a los cambios del mundo laboral. Todas estas ideas estarán presentes en el Foro.

CGLU aborda en esta nota conceptual la transición hacia modelos incluyentes y sostenibles de la urbanización mundial, una urgencia que se objetiva en los datos: mientras que en la actualidad, alrededor de un billón de habitantes de suburbios carecen o tienen acceso limitado a servicios básicos, en las dos o tres próximas décadas, unos 1400 millones de nuevos habitantes urbanos necesitarán tener acceso a ellos. La tendencia creciente del éxodo a las ciudades se enfrenta a la carencia de acceso al agua potable, el saneamiento, la vivienda, la recogida de residuos, el transporte o la electricidad. Esta realidad exige respuestas innovadoras y la creación de entornos seguros y estables, en los que pueda tener lugar el desarrollo económico local. Para ello, los gobiernos locales y regionales tienen el papel, junto a socios y comunidades, así como en diálogo permanente con la ciudadanía, de desarrollar 'visiones estratégicas acerca del futuro de sus ciudades, pueblos y aldeas'. Esa ‘co-creación’ de la ciudad y de la economía local, y la mirada a la Agenda 2030 desde estas realidades, así como las economías informales, tendrán un espacio fundamental en Cabo Verde.

Un capítulo reservado a los pequeños estados insulares en desarrollo ha supuesto el aporte del Comité de Organización de Cabo Verde a estas tres líneas temáticas. Por sus singularidades y su vulnerabilidad, tienen que hacer frente a una serie adicional de desafíos que requieren una asistencia especial de la comunidad internacional. Articulación territorial e integración para el desarrollo, infraestructuras, expansión del modelo turístico, gestión ambiental, mitigación de riesgos, y desafíos en la financiación del desarrollo, serán algunos de los aspectos que se aborden en la cuarta edición del Foro Mundial de Desarrollo Económico Local que se celebra en Praia, del 17 al 20 de octubre de 2017.

La cita se presenta como un evento dinámico e inclusivo que incluirá sesiones de trabajo, oportunidades de trabajo en red y stands, en el que ya te puedes registrar, haciendo click aquí.

Aquí puedes descargar la Nota Conceptual en español.

Aquí puedes descargar la Nota Conceptual en inglés.

Secciones