· Publicado en Comunicación

8 de septiembre, Día Internacional del Cooperante

8 de septiembre, Día Internacional del Cooperante

El día 8 de septiembre fue elegido para celebrar el Día Internacional del Cooperante en reconocimiento a las más de 1500 personas que trabajan en otros países. Con motivo del Día Mundial de la Asistencia Humanitaria se puso de relieve la muerte de 127 cooperantes en labores humanitarias en el primer semestre del año. Hoy se conmemora también el Día Internacional de la Alfabetización.

Se cumplen 10 años desde que el Gobierno español dotara al colectivo de cooperantes de un respaldo legal que reconociera la relevancia de su labor y la igualdad de derechos con el resto de la población.

En mayo de 2006 se publicaba en el BOE el Real Decreto 519/2006, de 28 de abril, por el que se establece el Estatuto de los cooperantes, definiendo la figura del cooperante como aquella persona física que participe en la ejecución, sobre el terreno, de un determinado instrumento de cooperación internacional para el desarrollo o de ayuda humanitaria en cualquiera de sus fases (...). El texto reconocía las especiales circunstancias en las que trabajan los cooperantes, equiparando sus derechos a los del resto de la población y respondiendo así a una histórica reivindicación de la Coordinadora de ONDG de España. Desde el punto de vista legal, la aprobación de un Estatuto se contemplaba en la Ley de Cooperación Internacional al Desarrollo de 1998, pero su redacción no se abordó hasta casi ocho años después.

El Consejo de Ministros decidió fijar el 8 de septiembre como Día del Cooperante. La fecha conmemoraba la aprobación de la Agenda del Milenio, en el año 2000, cuando los jefes de Estado y de Gobierno asumieron el compromiso de contribuir a la consecución de 8 objetivos contemplados en dicha Declaración en el año 2015. Este año la efeméride tiene un nuevo marco de referencia, la Agenda 2030, con 17 objetivos y 169 metas heredadas de las que se aprobaron en el año 2000.

En 2016 las cifra publicadas por la organización Insecurity Insight en relación con los trabajadores/as en el ámbito de la ayuda humanitaria asciende a 127 personas fallecidas y 74 personas secuestradas, en el primer semestre del año. El recrudecimiento de las guerras y los conflictos internacionales, la escasez de agua y alimentos y los desastres naturales han requerido más atención humanitaria y han supuesto un incremento de la peligrosidad en muchos destinos. De hecho, a finales del mes de junio, el coordinador humanitario de Naciones Unidas, Stephen O'Brien, alertaba de que 130 millones de personas en más de 40 países necesitaban la intervención humanitaria para sobrevivir. La cifra ha llevado a equiparar esta crisis con la que provocó la II Guerra Mundial.

El proyecto Aid in Danger, vinculado a Insecurity Insight recoge datos sobre cualquier acontecimiento que afecte negativamente a la entrega de la ayuda, así como las amenazas e incidentes de violencia contra los cooperantes y agencias de ayuda. Los datos que recogen en mapas mundiales reportan cerca de 900 trabajadores/as humanitarios/as víctimas asesinadas, secuestradas, heridas o atacadas, entre junio de 2015 y junio de 2016, en eventos producidos en 35 países. Encabezan la lista Afganistán, Siria, Mali, Sudán del Sur, Somalia, Congo y Yemen

El mapa de zonas de alto riesgo de los últimos seis meses altera este escenario y sitúa entre los primeros también a Nigeria, presa de una crisis humanitaria provocada por los enfrentamientos entre el grupo terrorista Boko Haram y las acciones gubernamentales contra él, Siria, a consecuencia de la guerra, o Yemen, donde ya se habla de 13 millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria.

La Agencia Española de Cooperación celebra la efeméride con la entrega de los Premios Nacionales de Cooperación para el Desarrollo Vicente Ferrer, pero son las ONGD las que se vuelcan en una cita que anticipa otras importantes efemérides del otoño. El día 8 de septiembre es también el Día Internacional de la Alfabetización, y en los próximos días se hablará también de la cooperación sur-sur como herramienta de diálogo entre iguales genera beneficios compartidos, de la importancia de la Democracia para construir entornos estables de pacificación y progreso, se conmemorará el Día Internacional de la Paz, el 21 de septiembre y comenzarán a conocerse las cifras de pobreza local, regional y mundial que anticipan las movilizaciones de la Plataforma Pobreza 0, en el mes de octubre.

Secciones