· Publicado en Comunicación

ONU-Hábitat publica un informe sobre Urbanización y Desarrollo en los últimos 20 años

ONU-Hábitat publica un informe sobre Urbanización y Desarrollo en los últimos 20 años

Se trata del Informe Mundial de las Ciudades que realiza un balance de los grandes retos de los espacios urbanos en la actualidad, incluyendo el incremento de la inequidad, inseguridad y el impacto del cambio climático, desde la Conferencia Hábitat II (Estambul, 2006), hasta ahora, a poco de celebrarse Hábitat III en Quito (Ecuador).

El documento da cuenta de las transformaciones que ha experimentado el mundo evidencia la coexistencia de dos caras de una realidad: la de las ciudades que afrontan el incremento de la pobreza y la polución, y pueden ser, también, centro neurálgico de crecimiento económico catalizadores de inclusión e innovación.

Ciudades que albergan, también, experiencias nuevas formas de colaboración y cooperación, planificación, gobernanza, finanzas y aprendizaje, que pueden generar un cambio positivo. ONU-El Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos comenzó siendo un Programa dedicado al Medio Ambiente (PNUMA, años 70). Más tarde pasó a ser Centro para los Asentamientos Humanos y tres décadas después, se convirtió en Programa.

El análisis que ahora publica llega poco antes de la celebración de la tercera conferencia Hábitat; el cambio en la evolución de los asentamientos humanos ha fomentado el fortalecimiento de un programa que ahora es clave, en el nuevo escenario de la Agenda 2030. Si a mediados de los 70, dos tercios de la Humanidad aún era rural, en la actualidad la mitad de la población vive en las ciudades, y se prevé que en 2030 esta cifra se haya elevado a un 60%. Aunque solo representan el 3% del Planeta, generan entre el 60 y 80% del consumo de energía y el 75% de las emisiones de carbono.

En los Objetivos de Desarrollo Sostenible, las ciudades y asentamientos humanos se proponen ser inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles, de aquí a 2030 (Objetivo 11). Las metas de este Objetivo 11 concretan muchos aspectos que definen un nuevo modelo de ciudad: asegurar el acceso a viviendas y servicios básicos adecuados, proporcionar transportes seguros, asequibles, accesibles y sostenibles, proteger el patrimonio cultural y natural, reducir el número de víctimas de desastres así como las pérdidas económicas que tengan esta causa, acceso a zonas verdes, apoyar los vínculos entre zonas urbanas y rurales y promover la inclusión, el uso eficiente de los recursos y la mitigación del cambio climático, entre otras.

A día de hoy, la Agenda 2030 establece la relevancia del cambio de modelo desde su título, aunque queda mucho cambio por llegar, para que esto sea posible. El objetivo de transformar el mundo a través de esta agenda para el Desarrollo Sostenible supone un reto para el que no basta la voluntad. Afirman los especialistas que pasa por un cambio de modelo del sistema económico, sin el que ninguno de los objetivos y metas sería accesible.

El próximo otoño tendrá lugar la III Conferencia Hábitat. Tras la que tuvo lugar en Vancouver (Canadá, 1976), Hábitat I y la que acogió Estambul (Turquía, 1996), la que se celebrará el próximo mes de octubre será una de las primeras grandes cumbres mundiales que celebrará Naciones Unidas, tras la aprobación de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

En este contexto, el informe recién publicado, World Cities Report 2016: Urbanization and Development – Emerging Futures se presenta como la constatación de que el modelo de urbanización actual es insostenible en muchos aspectos y transmite un mensaje claro: el patrón tiene que cambiar para responder a los desafíos de nuestro tiemplo. Es decir, cambio climático, desigualdad, informalidad, inseguridad y formas insostenibles de expansión urbana, en general.

ONU-Hábitat ha puesto en marcha una campaña mundial para impulsar este enfoque. Se basa en las conclusiones de la conferencia Hábitat II celebrada en Estambul en 1996 y se presenta como una plataforma de promoción y asociación para crear conciencia sobre un cambio urbano positivo que ayude a lograr unas ciudades verdes, productivas, seguras, sanas, incluyentes y bien planificadas. Su objetivo es colocar la Agenda urbana en el nivel más alto en las políticas de desarrollo. Está coordinada por ONU-Hábitat y en la actualidad cuenta ya con 136 socios y redes de todo el mundo.

Se presenta como una respuesta a la necesidad de generar alianzas entre gobiernos y las organizaciones de la sociedad civil, autoridades locales, el sector privado, la comunidad de investigación, sindicatos, parlamentarios, organizaciones profesionales, los jóvenes y los grupos de mujeres, a fin de lograr el desarrollo urbano sostenible.

Los principios de urbanización sostenible implican:

  • Infraestructuras, servicios, movilidad y vivienda accesible y en beneficio de los pobres de la tierra
  • Desarrollo socialmente inclusivo, sensible al género, saludable y seguro.
  • Entorno ambientalmente seguro y carbono-eficiente.
  • Planificación participativa y toma de decisiones.
  • Economías locales vibrantes y competitivas que promuevan el trabajo decente y los medios de vida.
  • Asegurar la no discriminación y la igualdad de derechos a la ciudad.
  • Capacitar a las ciudades y comunidades para planificar y gestionar eficazmente la adversidad y el cambio.

Comienza la cuenta atrás para Hábitat III, del 17 al 20 de octubre de 2016, una cita en la que parte con el recorrido iniciado en 2009 en Nairobi por esta campaña urbana mundial, y que ahora se ve respaldada por un documento de guía, la Agenda 2030, que vincula los grandes retos de la Humanidad a entornos locales ambientalmente sostenibles.

ODS Local Andalucía

ODS Local Andalucía 

Secciones