· Publicado en Educación para el Desarrollo

Contra el desperdicio de alimentos, ¡lanzamos vídeos de sensibilización!

Contra el desperdicio de alimentos, ¡lanzamos vídeos de sensibilización!

Te presentamos aquí una píldora de información y sensibilización con claves para promover el consumo responsable y el reaprovechamiento de alimentos. Es fruto del trabajo que ya está en marcha para dar continuidad al proyecto “Sensibilización contra el desperdicio de alimentos y para la promoción de hábitos alimenticios responsables dirigido al sector de la hostelería y a la ciudadanía en general”. Los buenos resultados de este proyecto del FAMSI, con la colaboración de la Diputación Provincial de Córdoba, ha permitido poner en marcha una segunda fase. 

La iniciativa pretende mejorar la comprensión crítica y el sentido de la responsabilidad de jóvenes del sector de la hostelería y restauración, y de la ciudadanía y autoridades locales, en relación con el desperdicio de alimentos. El objetivo es fomentar modelos de consumo más responsables, así como prevenir y reducir el desperdicio de alimentos a través de un cambio de hábitos en el consumo.

En esta ocasión, la iniciativa se amplia a los cuatro centros cordobeses que cuentan con el ciclo formativo en Cocina y Gastronomía: Hinojosa del Duque (IES Jerez y Caballero), Lucena (IES Juan de Aréjula), Córdoba (IES Gran Capitán) y Priego de Córdoba (IES Carmen Pantión). 

Frenar el desperdicio de alimentos, un urgencia global

El lanzamiento de este trabajo coincide, justo, con la concesión al Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de Naciones Unidas (ONU) del Premio Nobel de La Paz 2020. Mientras que el hambre en el mundo está aumentando, un tercio de todos los alimentos producidos a nivel mundial se pierden o desperdician. 

Al desechar los alimentos, también malgastamos los recursos que utilizamos en su elaboración, su transporte, la energía para su refrigeración y cocción, y aumentamos la producción de metano en su descomposición en los vertederos.

El origen de este problema reside, en buena medida, en los modelos actuales de producción y consumo y en los hábitos de las personas consumidoras que, a menudo, no disponen de los adecuados conocimientos y comprensión de las consecuencias que genera este importante problema de despilfarro.

Por ello, desde hace unas décadas se ha ido extendiendo otra forma de entender el consumo. Es el conocido como Consumo Responsable, también denominado consciente, crítico, transformador, ético, ecológico, sostenible, solidario o justo. El Consumo Responsable es una práctica crítica que pone de manifiesto tanto la injusticia como la insostenibilidad de los patrones de intercambio económico y los estilos de vida dominantes en nuestras sociedades.

Mejora la calidad de vida de las personas y la sostenibilidad ambiental mediante prácticas en las que  confluyen la voluntad y predisposición individual de asumir el cambio de hábitos, junto a dinámicas que deben reforzarse desde las administraciones con políticas públicas que deben resultar coherentes para que estos nuevos hábitos de consumo ganen consistencia.

De todos y todas, personas consumidoras y productoras, junto a los gobiernos locales, depende el cambio de un modelo alimentario que afecta al cambio climático de manera tan negativa. 

Algunas claves para ampliar tus conocimientos sobre el desperdicio de alimentos y cómo puedes combatirlo.

  • ¿Cuántos alimentos se desperdician?

Según la FAO, cada día, un tercio de toda la comida cosechada o producida se desperdicia. Al mismo tiempo, una de cada nueve personas en el mundo pasa hambre. El desperdicio de alimentos se refiere al descarte de alimentos que son seguros y nutritivos para el consumo humano. 

  • ¿Qué son las 4 R?
  1. Reducir: dejar de consumir o consumir lo menos posible
  2. Reutilizar: dar un segundo uso
  3. Reciclar: separar y tratar los residuos para un nuevo uso
  4. Recuperar: mediante tratamiento obtener nuevos productos.
  • Y yo qué puedo hacer?

Consumir productos ecológicos
Elegir productos de temporada
Apostar por el consumo de productos de cercanía (kilómetro 0)

  • 17 Objetivos para las personas y para el Planeta

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) constituyen un llamamiento universal a la acción para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y mejorar las vidas y las perspectivas de las personas en todo el mundo.

ODS 12: Producción y consumo responsables: El consumo y la producción sostenibles consisten en hacer más y mejor con menos. También se trata de desvincular el crecimiento económico de la degradación medioambiental, aumentar la eficiencia de recursos y promover estilos de vida sostenibles.

  • COVID-19

La aparición de la  COVID-19 nos está llevando a replantear ciertas cuestiones del sistema actual. El planeta no tiene capacidad para satisfacer las necesidades ilimitadas de los seres humanos. Es necesario y urgente cambiar nuestros patrones de consumo y producción hacia unos más sostenibles.

Aquí puedes visionar nuestro audiovisual. ¡Compártelo! 

 

Con estas acciones, el FAMSI quiere contribuir a la consecución de la Agenda 2030, y en particular, de los objetivos:

 
Objetivo 1: Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.

 
Objetivo 2: Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.

 
Objetivo 12. Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles

ODS Local Andalucía

ODS Local Andalucía 

Secciones