· Publicado en Comunicación

“De la crisis se sale cooperando”

“De la crisis se sale cooperando”

La cooperación descentralizada andaluza presenta una ‘Declaración conjunta en respuesta a la crisis de la COVID-19’

La Agencia Andaluza de Cooperación al Desarrollo, AACID, y el Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional, FAMSI, como agentes representativos de la cooperación regional y de gobiernos locales y provinciales en cooperación al desarrollo sostenible, acción exterior, sensibilización, comunicación para el empoderamiento social y educación para el desarrollo, se suman a la Declaración conjunta presentada hoy, 25 de mayo, por las cooperaciones descentralizadas del país.

“De la crisis se sale cooperando”. Esta es la declaración de principios que ratifican la AACID y el FAMSI, reafirmando el respaldo decidido e inequívoco de la cooperación internacional de Andalucía a la posición respaldada en el documento respaldado hoy por las comunidades autónomas.

Se trata de una Declaración enmarcada en la crisis de la COVID-19 y mediante la que se acuerdan “propuestas imprescindibles para promover el desarrollo sostenible en un mundo complejo, cambiante e interdependiente”, según contiene el documento. Impulsada entre el Encuentro Autonómico anual ejecutado en Euskadi y el próximo en Extremadura, persigue un objetivo común para las 17 comunidades autónomas y nueve Fondos de Cooperación firmantes, con independencia de su color político: situar en el centro el bienestar y la vida digna de todas las personas y futuras generaciones.

La cooperación descentralizada para el desarrollo, aquella que realizan las administraciones subestatales, lleva más de 30 años transformado las vidas a través de marcos de colaboración sólidos entre instituciones a todos los niveles, y promoviendo una ciudadanía global acorde a los retos de un mundo interconectado, cambiante, dinámico y diverso.

Ha fortalecido políticas democratizadoras en Andalucía, en conexión con otros agentes europeos y con el resto del mundo. Ha permitido situar el sentir de la ciudadanía solidaria, sus capacidades institucionales, saberes y conocimientos de carácter andaluz en el resto del mundo, y ha sido una palanca de impulso para la configuración de una conciencia colectiva de la solidaridad andaluza en el mundo. La cooperación andaluza se reconoce en una diplomacia de ciudades basada en el diálogo entre iguales, y es reconocida en el mundo y ámbitos multilaterales y del sistema de Naciones Unidas por su eficacia, eficiencia y transparencia y capacidad de acción en ámbitos de proximidad. Desde Andalucía, la AACID y el FAMSI se suman a la Declaración conjunta que expresa la voluntad de las comunidades autónomas y entes locales “por consolidar alianzas y consensos políticos y sociales que permitan a la cooperación continuar invirtiendo y contribuyendo a garantizar un presente y un futuro sin dejar nadie atrás, porque de la crisis se sale cooperando”.

La Declaración aboga por equilibrar lo urgente y lo importante, y ahora más que nunca, por la localización de la Agenda 2030, como una oportunidad para afrontar una crisis como la actual desde una perspectiva multidimensional en la que se abordan cuestiones tan relevantes como la salud, el medio ambiente, la protección social o la igualdad, y un instrumento para avanzar en la sostenibilidad.

Reforzar lo público, reducir las brechas (también la digital) y la apuesta por lo local, son algunos de los contenidos de este decálogo impulsado por las comunidades autónomas, y ratificado por la AACID y el FAMSI. La pandemia ha puesto de relevancia el aporte fundamental de las mujeres y por ello, es clave unir esfuerzos para impulsar el enfoque de género, el empoderamiento de las mujeres y evitar retrocesos en el ejercicio de sus derechos. Es clave “transversalizar las políticas de género”.

La educación para la transformación social, la coherencia de políticas para el desarrollo sostenible y una dinámica de compartir conocimientos basados en la experiencia, el compromiso con la financiación del desarrollo local, la transparencia y rendición de cuentas, así como el fortalecimiento de la sociedad civil organizada y su participación en el diseño, gestión y evaluación de las políticas públicas, son fundamentales en este contexto, “ya que desde su cercanía a las poblaciones más vulnerables pueden garantizar la defensa de sus derechos y que nadie se quede atrás”, asegura la Declaración del a cooperación descentralizada.

Profundicemos en la apuesta por las dinámicas y las iniciativas locales

La Declaración contempla la necesaria profundización en la apuesta por las dinámicas e iniciativas locales, ante la importancia de la localización que ha desvelado la crisis. Los agentes y dinámicas de solidaridad locales han sido fundamentales en la respuesta a la pandemia en cada territorio. El sentido de comunidad y confianza mutua es más fácil en el espacio local. Desde la cooperación descentralizada seguimos apostando por lo local en todos los sentidos: desde el fortalecimiento técnico e institucional de las instituciones locales y regionales, la adaptación a los saberes y formas de hacer propias, el desarrollo de entornos productivos sostenibles, seguros y resilientes o el apoyo a propuestas ciudadanas locales.

En Andalucía, la colaboración entre la AACID y el FAMSI se remonta a comienzos de la década del 2000, cuando se reforzaba la articulación de los gobiernos locales, ya constituidos en red a través del Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional, con el gobierno regional. Se consolidaba así un concepto de solidaridad andaluza con un triple significado: hacia dentro, en una expresión de comunidad, de cuidado mutuo e inclusión; hacia afuera, con otros pueblos, como expresión de un sentimiento de hermandad con quienes saben comprender el significado del desarrollo; y solidaridad reivindicada en el contexto español y europeo, ante una comunidad cuya renta per cápita no alcanza el 75% de la media española ni europea.

De esa triple dimensión, el recorrido de las políticas de cooperación ha dado un salto hacia la internacionalización del saber hacer de las políticas públicas andaluzas en marcos multilaterales y en el contexto de Naciones Unidas, consolidando un posicionamiento reconocido en el mundo por su carácter de proximidad, su empatía en la diversidad y su capacidad de transformación respetuosa, sostenible, resiliente e inclusiva. Esta apuesta por la localización de la cooperación internacional ha permitido sucesivos marcos de colaboración, cooperación y coordinación que ahora se refuerzan para atender a una crisis que, de acuerdo a las previsiones del PNUD, podrían provocar, por primera vez desde que existe (años 90), un retroceso del desarrollo humano global, como medida combinada de la educación, la salud y las condiciones de vida. Descarga aquí el documento completo aprobado por las comunidades autónomas.

 

Descargar archivos adjuntos:

Frente al COVID 19

FAMSI frente al COVID 19

ODS Local Andalucía

ODS Local Andalucía 

Secciones