· Publicado en Participación en Redes y Alianzas

Mauritania y Senegal, unidos por el agua

Mauritania y Senegal, unidos por el agua

El río Senegal delimita la frontera norte de Senegal con el sur de Mauritania. Dos países con grupos étnicos y una realidad social similares no han impedido las tensiones, que, sin embargo, no existen entre quienes cruzan a diario de un lado a otro. El FAMSI trabaja en ambos países desde hace años, habiendo tejido una productiva red de alianzas para llevar a cabo proyectos, en su mayoría, de acceso al agua potable de bajo coste y fortalecimiento institucional.

El recorrido comienza en Mauritania, un país situado en el noroeste de África, a caballo entre el Sáhara y el Sahel, que registra menos de  200 mm de lluvias al año, en la mayor parte de su territorio, repartidas estacionalmente. Los episodios de sequías recurrentes han contribuido al éxodo rural masivo hacia las grandes ciudades, pero aun siendo un país poco poblado, existe una fuerte presión sobre las infraestructuras existentes de agua potable. Las estadísticas muestran que más del 80% de las localidades cuentan con menos de 500 habitantes. En estas condiciones es difícil mejorar la retención escolar, el acceso al agua y a la salud. El agua, un bien básico para la vida, quizás el más básico, no es un recurso abundante en un país con un 70% de su territorio situado en zona desértica. La falta de acceso seguro y suficiente al agua potable y al saneamiento está ligado a la pobreza de forma directa.

El agua es el vector principal del FAMSI en Mauritania, pero también en el vecino Senegal. Las actividades que el FAMSI lleva a cabo en ambos países vuelven a coger impulso después de una fase de transición.

Mauritania, una experiencia de resiliencia convertida en acción

Gracias al proyecto “Mejora del acceso al agua potable con tecnologías adaptadas y su gestión sostenible según los Planes Comunales de Hidráulica y Saneamiento en las comunas de Dar el Barka, Bababé y Aéré M’Bar”, las tres comunas beneficiarias del proyecto han visto como seis municipios disfrutan en la actualidad de instalaciones de acceso a agua potable, y otras nueve localidades disfrutan de letrinas en centros de educación y de salud. Financiado por la UE (2014-2017) y cofinanciado por las diputaciones de Jaén y de Huelva, esta intervención se ha cerrado ya con éxito por todos financiadores.

Sin embargo, el trabajo en el territorio cuenta con otras iniciativas que amplían estos objetivos. El proyecto Optimización del servicio de agua potable con energías renovables y su gestión sostenible según el Plan Comunal de Hidráulica y Saneamiento en la comuna de Bababé (Brakna, Mauritania)”, financiado por la Diputación de Jaén, pretende mejorar la instalación existente en el municipio de Djoude Dieri, con 1500 habitantes, con la extensión y sectorización de la red de distribución de agua existente y la introducción de energía solar en combinación con energía térmica para reducir los costes de explotación y mejorar las condiciones de acceso al agua a la población.

En cuanto al proyecto Fortalecimiento institucional de la Moughataa –provincia– de Bababé (Comunas de Bababé, Aéré M´Bar y El Vrah) para la mejora de la gestión pública de los servicios básicos y el fomento del desarrollo económico local”, viene a complementar las intervenciones anteriores del FAMSI en la zona. Financiado por AACID y cofinanciado por la Diputación de Jaén, con esta iniciativa se pretende mejorar la gestión a nivel comunal e intercomunal de las instalaciones existentes de acceso a agua potable, desarrollar actividades económicas locales y la mejora de las capacidades locales con formación profesional de jóvenes y mujeres. El proyecto se encuentra en fase de implantación, en los dos últimos meses se han realizado dos reuniones de coordinación departamental entre los alcaldes y el hakem (prefecto) para la identificación de los municipios y las actividades a desarrollar. Los consejos comunales han definido así las localidades prioritarias de sus respectivos territorios para la mejora de su accesibilidad (reparación de pista de acceso). Asimismo, se está negociando el proceso de implantación de un pequeño centro de formación en el departamento por parte de un Liceo Técnico presente en la región.

Senegal, la frontera que une

El río Senegal delimita la frontera norte de Senegal con el sur de Mauritania. Ambos países, aunque con una larga historia común, mantienen relaciones un tanto tensas. Pero estas tensiones no distancian las relaciones existentes entre la población a lo largo del río, conformada por los mismos grupos étnicos y familiares, que cruzan diariamente y comparten prácticamente la misma realidad social.

El proyecto Acceso al agua potable con tecnologías adaptadas y su gestión pública local con enfoque DEL en 4 Comunidades Rurales de la Región del Fouta Toro (Mauritania y Senegal). AWA-2 Fase”, financiado por AACID, interviene en ambos lados del río en la mejora del acceso al agua, la gestión y la formación para el uso responsable del servicio, y la sensibilización en higiene y salud hídricas. Esta segunda fase del proyecto AWA toma una dimensión más amplia de su proyecto predecesor, tomando como territorio natural las comunas de ambos lados del río y promueve el intercambio entre los dos países.

Por otro lado, el proyecto financiado por la Diputación de Jaén, Apoyo al desarrollo económico local a través de acciones específicas de formación y acompañamiento técnico a dos centros departamentales de formación profesional en Podor, Senegal” pretende mejorar las capacidades de los centros de formación especialmente en la inserción de sus jóvenes formados en el departamento y ampliar las líneas de formación para adaptarlas a las necesidades reales del mercado laboral de la zona.

 

Texto y fotos: Anna Artigas.

Estas acciones impulsan la consecución de la Agenda 2030, y en especial, de los objetivos:

 
Objetivo 1. Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.

 
Objetivo 6: Garantizar la disponibilidad de de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos/as.

 
Objetivo 8: Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente

Secciones