· Publicado en Comunicación

Rosario Cordero, presidenta de la Diputación de Cáceres: 'Para conseguir los ODS internacionales hay que cumplirlos antes a nivel local'

Rosario Cordero, presidenta de la Diputación de Cáceres: 'Para conseguir los ODS internacionales hay que cumplirlos antes a nivel local'

Así lo ha manifestado la responsable provincial de Cáceres y presidenta del Fondo Extremeño Local de Cooperación al Desarrollo (FELCODE), en la comparecencia ante la Comisión de Cooperación del Senado que abordaba la ponencia de estudio para la definición, elaboración y coordinación de la estrategia española para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Cordero ha concluido que que para alcanzar esos ODS a nivel local hay que 'plantar cara' al despoblamiento rural. Foto: Diputación de Cáceres.

La presidenta de la Diputación de Cáceres ha hecho hincapié en que ni España ni Extremadura progresarán en la consecución de los ODS si no se frena el abanodo del medio rural que lleva intrínseco un incremento de la pobreza y la desigualdad de acceso a servicios de salud y educativos, así como la invisibilidad del papel de la mujer, la disminución de las oportunidades de empleo, el desigual mantenimiento de las infraestructuras y la disminución del 'diálogo rural-urbano'.

Cordero ha echado en falta 'un desarrollo metodológico consensuado entre distintas administraciones que facilite la aplicación eficaz de la Agenda 2030' y ha solicitado que se dé voz a las autoridades locales en los grupos de trabajo nacionales; la presidenta de la Diputación de Cácerez ha pedido además que se establezca un sistema de incentivos para la financiación local para aquellas administraciones que apliquen con eficacia la Agenda 2030, o que se tengan en cuenta instituciones como la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) o los Fondos Municipales de Cooperación y Solidaridad.

A ello ha sumado la petición de una partida presupuestaria destinada a la sensibilización y concienciación en torno a la Agenda 2030 en los municipios y gobiernos locales, y que se preste especial atención al mundo rural y el despoblamiento. En nota de prensa, la Diputación de Cáceres informa también de la petición realizada al Senado para que haga un seguimiento del estado de aplicación de los ODS, la aprobación de una ley sobre cambio climático y que la Agenda 2030 sea incluida en el currículo escolar.

El despoblamiento en la agenda global de desarrollo sostenible

Los asentamientos humanos, o en concreto, las ciudades y la población que vive a su alrededor, están contenidas indirectamente en muchos de los objetivos y metas de esta agenda, pero además, y sobre todo, son protagonistas del Objetivo 11. Y es que la mitad de la población, unos 3.500 millones de personas, vive en las ciudades y la cifra seguirá creciendo. El futuro será urbano y ello implica la necesidad de responder a la realidad de la desigualdad que ya viven 828 millones de personas que habitan en barrios marginales.

Los retos son innumerables: consumo de energía, contaminación (las ciudades ocupan el 3% de la superficie terrestre pero suponen entre un 60 y un 80% del consumo total de energía y un 75% de las emisiones de carbono), vulnerabilidad ante el cambio climático, salud, alimentación, empleo, productividad... una larga lista de retos deben ser atendidos ya, teniendo en cuenta que la tendencia de emigración a las ciudades es creciente, y que, según Naciones Unidas, si en 2015 cerca de 4000 millones de personas (el 54% de la población mundial) vivía en ciudades, en 2030 la cifra alcanzará aproximadamente 5000 millones.

Por todo ello, el objetivo 11 propone lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles, propiciando el acceso a la vivienda y recursos básicos, transportes seguros, asequibles y sostenibles, incrementando la participación en la planificación y la urbanización inclusivas, salvaguardando el patrimonio cultural y natural, y procurando reducir el impacto ambiental negativo, entre otras metas, sobre la calidad del aire. Zonas verdes, espacios públicos seguros y el uso eficiente de los recursos son otras de las metas que se propone un objetivo que responde a una de las causas del despoblamiento rural: la concentración humana en las zonas urbanas.

El abandono del mundo rural supone, además, la pérdida de la cultura y la diversidad, la pérdida de oportunidades y el crecimiento de la desigualdad, el deterioro del tejido productivo, del medio ambiente y de las infraestructuras básicas, una realidad a la que se enfrentan muchos territorios de la geografía española.

FELCODE ha organizado el IV Encuentro Internacional sobre el Despoblamiento Rural y los Procesos de Urbanización

Ha sido en el mes de septiembre, tras los que se han celebrado en Paraguay, Costa Rica y Estados Unidos, 'como un intercambio de diagnósticos y visiones sobre las actuales dinámicas demográficas a nivel mundial', según la propia organización. La cita ha hecho especial énfasis en las realidades española y latinoamericana, analizando nuevos remedios para frenar el doble proceso de despoblamiento rural y superurbanización.

La celebración de este evento responde a la creciente preocupación por el reto que afrontan las administraciones local, regional y nacional, ante la elevada emigración de las zonas rurales a las urbanas, y las dificultades para que las grandes urbes respondan a este fenómeno garantizando una vida digna a quienes llegan. 

La Agenda 2030 llega a la mesa del Gobierno central tras dos años desde su aprobación

La comparecencia de la presidenta de la Diputación de Cáceres en la Comisión de Cooperación obliga a repasar la atención que se ha prestado desde el Gobierno español a la Agenda 2030 hasta la fecha.

El documento se aprobó en septiembre de 2015 en el seno de Naciones Unidas pero dos años ha tardado en llegar a las mesas del Gobicerno español. En septiembre de 2017 es cuando se ha creado un Grupo de trabajo para iniciar la tarea. Así lo anunció Juan Francisco Montalbán Carrasco, nombrado embajador en Misión Especial para la "Agenda 2030" en el mes de mayo, durante unas jornadas organizadas por Unicef, Intermon Oxfam y WWF en Madrid.

Montalbán anunció la reciente creación del Grupo Interministerial de Alto Nivel para la Agenda 2030, adscrito a la Comisión Económica Delegada de Presidencia, presidido por el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, y con dos videpresidencias ocupadas por Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, por un lado, y Fomento, por otro. Además, en palabras de Montalbán, también forman parte del grupo la Oficina Económica de la Presidencia del Gobierno, los subsecretarios o secretarios de Estado de los tres ministerios mencionados y una estructura que integra a todos los ministerios a nivel de director general.

El primer reto es llegar al mes de julio con algo que presentar en el Foro Político de Alto Nivel de Naciones Unidas, donde se realizará el examen voluntario de los progresos nacionales. y a más largo plazo, la elaboración de la estrategia nacional para el desarrollo sostenible, así como el establecimiento de los criterios estadísticos para medir el punto de partida y los avances en la consecución de Objetivos y Metas.

 

Secciones