· Publicado en Participación en Redes y Alianzas

Ciudades del mundo presentan el documento “Una silla en la mesa global”

Ciudades del mundo presentan el documento “Una silla en la mesa global”

El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, acompañado de más de veinte alcaldes y alcaldesas de grandes ciudades como Buenos Aires, Montevideo, Rosario, Madrid, Medellín, Montreal o el nuevo presidente de CGLU (Ciudades y gobiernos locales unidos) y presidente de la asociación de municipios de Sudáfrica, pero también de ciudades pequeñas como Cazorla (Jaén) en representación de redes municipales como el Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional (FAMSI), y con la presencia también del Ayuntamiento de Córdoba que ostenta una vicepresidencia de la entidad, presentaron en rueda de prensa el documento “Una silla en la mesa global”.

 

Este documento se elabora en en el marco de la Global Task Force (GTF) de Ciudades y gobiernos locales unidos (CGLU), interlocutora ante Naciones Unidas y promovido desde la Alianza latinoamericana de autoridades locales (ALLAS), red formada por Ciudad México, Quito, Lima, Medellín, Belo Horizonte, Madrid, así como el Estado de Minas Garais en Brasil y las redes Ciudades Unidas de Francia y el Fondo andaluz de municipios para la solidaridad internacional (FAMSI). El documento pretende situar la estrategia sobre el rol de las ciudades en el contexto internacional.

En un mundo cada vez más urbano y globalizado, las ciudades se enfrentan a grandes retos y oportunidades. Para abordarlos es necesario un nuevo modelo en la gobernanza mundial en todos los temas relacionados con el desarrollo sostenible. El documento propone una serie de medidas para mejorar esta gobernanza urbana mundial, donde se refuerce la internacionalización de las ciudades y se tenga en cuenta la “voz” de las autoridades locales en los espacios de toma de decisiones a nivel internacional y global.

Estas propuestas son el resultado de un rico debate entre gobiernos locales, regionales y redes internacionales de América Latina, América del Norte, Europa, Asia y África. Organizado alrededor de 3 grandes temas: 1) ¿Cuál es el valor añadido de los gobiernos locales en la Nueva Agenda Urbana? 2) ¿Por qué se necesita un cambio de gobernanza en el sistema mundial? y 3) ¿Cuál sería la ruta a seguir para lograr que los gobiernos locales ocupen el lugar que les corresponde en la mesa global de decisiones?, empleando para ello una metodología innovadora basada en el diálogo y el intercambio de conocimiento entre los distintos actores urbanos.

Estos debates se desarrollaron a través de una serie de Talleres en el 2016: París el 5 de julio, Barcelona el 7 de julio y Bogotá el 12 de octubre. Además, se tuvo en cuenta las opiniones y comentarios de numerosas personas recogidas en entrevistas, difusión en redes urbanas y páginas web especializadas.

Los gobiernos locales son los más cercanos a la ciudadanía, y cuentan con un profundo conocimiento de lo urbano y lo territorial, siendo laboratorios de conocimiento e innovación. Se necesita un cambio en la gobernanza del sistema mundial donde se produzca una unidad de los gobiernos locales y regionales a nivel global, reforzando el proceso de internacionalización. La era urbana como eje transversal debe promover la creación de mecanismos de financiación innovadores, exigiendo una interacción de las políticas urbanas con el resto de políticas. Es necesario por tanto un cambio en el paradigma  de la gobernanza mundial y desarrollar una agenda urbana basada en la convivencia, equidad, proximidad y resolución de conflictos, con una visión de la gobernanza más horizontal y democrática.

El llamado de los gobiernos locales al plan de acción se centra en cuatro puntos:

  1. Exigir una silla en la mesa global, con dos vías: reforzar el rol de los gobiernos y su interlocución con las políticas de Naciones Unidas, tras Habitat III. Por otro, fortalecer la organización autónoma y la integración propia de las ciudades y las autoridades locales a nivel mundial. Impulsar la coordinación de políticas públicas locales con vocación global asumiendo compromisos concretos.
  2. Los gobiernos nacionales son socios fundamentales en la estrategia para mejorar la gobernanza mundial y la implementación de la Nueva Agenda Urbana y aliados en la internacionalización de lo local, lo que exige garantías de que los gobiernos subnacionales en especial los gobiernos locales tienen capacidad legal para su acción internacional, con una mayor coordinación y gobernanza multinivel.
  3. Profesionalizar los gobiernos locales en materia internacional, lo que exige dotarse de políticas públicas de acción internacional, garantizar equipos profesionalizados en la materia e implicar a la ciudadanía en el proceso, haciéndola partícipe de la necesidad de internacionalizar nuestros territorios para afrontar los retos del 2030, a través de campañas de comunicación y sensibilización.
  4. Por un nuevo estatuto de Naciones Unidas. El éxito de Hábitat III estará determinado por la implementación de la Nueva Agenda Urbana, la cual se enfrenta al desarrollo de grandes retos pero al mismo tiempo va a crear nuevas oportunidades, entre ellas una nueva manera de gestionar y organizar las ciudades y las áreas metropolitanas.

Por ello las autoridades locales en el doucmento aprobado piden: 

  • Formalizar un nuevo espacio de interlocución, cooperación y diálogo de los gobiernos locales ante la ONU y otros organismos y agencias internacionales, lo que implica un mayor nivel de representatividad y capacidad de participación en la toma de decisiones sobre el desarrollo sostenible a nivel global.
  • Reconocer a la Asamblea Mundial de Gobiernos Locales y Regionales como interlocutor válido ante la ONU en todos los temas relacionados con el desarrollo sostenible.

Emilio Rabasco, Quito.

ODS Local Andalucía

ODS Local Andalucía 

Secciones