· Publicado en Participación en Redes y Alianzas

CGLU reclama una Nueva Agenda Urbana que empodere a las mujeres y feminice las ciudades

CGLU reclama una Nueva Agenda Urbana que empodere a las mujeres y feminice las ciudades

CGLU señala que las mujeres concejalas aún son menos del 20% y sólo ocupan el 5% de las alcaldías de todo el mundo; sin embargo, la organización señala que este puede ser el año en que se produzca un punto de inflexión para las alcaldesas y la igualdad de género en las ciudades.

Ciudades y gobiernos locales unidos avanza en el análisis de las claves que abordará en la Cumbre Mundial de Líderes Locales y Regionales, en la que se abordarán debates para llevar después a la Conferencia de Desarrollo Urbano Sostenible que tendrá lugar en Quito, Ecuador, justo tras la Cumbre de Bogotá. Pese al bajo porcentaje de mujeres en cargos de liderazgo político en el ámbito local, la organización apunta a cambios que revertirán esta situación.

“Una nueva generación de mujeres líderes está emergiendo a nivel local, en un momento en que la población urbana mundial está a punto de experimentar un importante incremento”. Así lo afirma Ciudades y Gobiernos Locales Unidos en una nota que destaca la exigencia que un nuevo mundo urbano impone para en la creación de ciudades por y para las mujeres y niñas, en el marco de Hábitat III.
  
“Nunca ha habido un momento más emocionante en términos de liderazgo de las mujeres a nivel local en todo el mundo. En Europa, las ciudades como París, Roma, Barcelona y Bucarest ahora tienen alcaldesas en el cargo por primera vez. En África, la red de mujeres locales electas, REFELA, celebra su quinto aniversario y va viento en popa. En la India, las mujeres han tomado el timón en los gobiernos de los Estados de Jharkhand, Goa y Pondicherry. En Japón, Tokio ha elegido recientemente su primera mujer gobernadora, Yuriko Koike. En los EE.UU., su capital, Washington DC, está actualmente dirigida por su segunda mujer alcalde afroamericana, Muriel Bowser, y en América Latina, alcaldesas están consolidando su liderazgo e implementar agendas para transformar la vida de su ciudadanía”.
  
Sin embargo, CGLU señala que no es suficiente con lograr un incremento de mujeres entre los cargos electos, y reclaman la mejora de las posibilidades para que las mujeres participen en la vida económica, cultural y política. “La potenciación de la mujer es a la vez un objetivo y un medio de desarrollo urbano sostenible. La integración de una perspectiva de género en todas las políticas locales es esencial para el logro de SDG 5 y la nueva Agenda Urbana”.

Mujeres creadoras e impulsoras de la Agenda 2030

Sin duda este nuevo programa de trabajo global es el resultado de dos años de consulta y la participación de cientos de actores y organizaciones de distinta naturaleza, guiados por la estructura creada al efecto por Naciones Unidas. Sin embargo, cabe señalar que es una propuesta que cristaliza, ya en sus inicios, gracias a la acción de las mujeres.

De hecho el origen de la propuesta surge en Colombia, que se propuso para encabezar el trabajo regional en las negociaciones preparatorias de la nueva agenda, de la mano de la idea de Paula Caballero; funcionaria del gobierno de Colombia, pasó al Banco  Mundial al frente de prácticas ambientales y recursos naturales, y en la actualidad, responsable del programa del Clima en el World Resources Institute, una organización con presencia en más de 60 países especializada en la investigación en torno a la energía, el medio ambiente, la alimentación y las ciudades, entre otras materias. La propuesta de Paula Caballero logró el apoyo de otra mujer, María Ángela Holguín, canciller de Colombia.  

Tras la adopción en la Conferencia de Río de 2012 de la propuesta de creación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Grupo de Trabajo Abierto, el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre la Agenda del Post 2015 y el Grupo de alto nivel de personas eminentes completaron el conjunto de instrumentos institucionales creados por Naciones Unidas para trabajar en la Agenda 2030. Era 2012.

También una mujer asumió un alto nivel de responsabilidad en Naciones Unidas para configurar esta Agenda. El secretario general de Naciones Unidas puso al frente de la Asesoría Especial para la Planificación del Desarrollo post 2015 a una mujer: la actual ministra de Medio Ambiente de Nigeria, Amina Mohammed. Cabe mencionar el papel que la CEPAL, Comisión Económica para América Latina y el Caribe, tuvo en el apoyo a la Agenda 2030 en América Latina. Al frente estuvo su secretaria ejecutiva, Alicia Bárcena, bióloga, diplomática mexicana, y desde 2008, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.  

La equidad de género en la Agenda de Desarrollo Sostenible

El objetivo 5 de los ODS afirma el propósito de lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas. Entre sus metas, hay que señalar el propósito de poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas, eliminar todas las formas de violencia, incluidas la trata y la explotación sexual, eliminar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado y la mutilación genital femenina, reconocer y valorar los cuidados no remunerados y el trabajo doméstico no remunerado mediante la prestación de servicios públicos, la provisión de infraestructuras y la formulación de políticas de protección social, así como mediante la promoción de la responsabilidad compartida en el hogar y la familia, según proceda en cada país.

En el ámbito de la vida pública entre las metas se encuentra expresada la voluntad de velar por la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles de la adopción de decisiones en la vida política, económica y pública.

Y para el empoderamiento, emprender reformas que otorguen a las mujeres el derecho a los recursos económicos en condiciones de igualdad, así como el acceso a la propiedad y al control de las tierras y otros bienes, los servicios financieros, la herencia y los recursos naturales, de conformidad con las leyes nacionales. También el acceso a la tecnología de la información y las comunicaciones, contribuyen a ello. En términos generales, entre las metas del Objetivo 5 también se encuentra aprobar y y fortalecer políticas acertadas y leyes aplicables para promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas a todos los niveles.

CGLU se ha cuestionado cómo llevar las acciones para la equidad entre géneros al ámbito local y lo ha resumido en una publicación: “Del ODS5 a Hábitat III: el rol de los gobiernos locales en promover la equidad de género para la sostenibilidad”.

La publicación ofrece una visión general de la evolución de los compromisos internacionales de gobiernos locales en materia de igualdad de género desde 1998 y destaca el papel de los gobiernos locales en la consecución del objetivo de desarrollo sostenible 5 para lograr la igualdad de género y la autonomía de las mujeres y niñas, y da a quienes ideas a quienes hacen política local sobre cómo fomentar la igualdad de género en sus comunidades para contribuir a la consecución de las agendas 2030 y Hábitat III.

Alcaldesas de todo el mundo se reúnen en Bogotá

La cita será el 14 de octubre de 2016, en el Congreso Mundial de CGLU en Bogotá. Van a compartir los desafíos y experiencias de liderazgo femenino en las ciudades. En la sesión, organizada por el Comité Permanente de Igualdad de Género de CGLU, líderes políticos locales discutirán sus prioridades políticas para los próximos tres años y las alianzas necesarias para aplicar el Programa de la Nueva Agenda Urbana con una fuerte perspectiva de género.

 

Fuentes: CGLU / FAMSI.
Foto: CGLU. Traducción FAMSI.

Frente al COVID 19

FAMSI frente al COVID 19

ODS Local Andalucía

ODS Local Andalucía 

Secciones