· Publicado en Incidencia en Políticas

La Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible publica una "Guía para aplicar los ODS en las ciudades"

La Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible publica una "Guía para aplicar los ODS en las ciudades"

La Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible publica la “Guía para aplicar los ODS en las ciudades” (sdgcities.guide), un manual que explica cómo empezar con la implementación de los ODS en el contexto urbano y local. El documento puede consultarse en varios idiomas y está dirigido a las administraciones locales y regionales, a los técnicos municipales y a todas aquellas personas que trabajan en el ámbito del desarrollo urbano sostenible. Aquí puedes acceder al texto de la Guía en castellano.

La Red Española para el Desarrollo Sostenible está integrada por universidades, centros de investigación e institutos universitarios nacido en 2015 en nuestro país para movilizar y sensibilizar a la sociedad española, las instituciones públicas y el mundo corporativo en relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, su conocimiento y el compromiso colectivo por incorporar sus contenidos a políticas, empresa y sociedad.

En definitiva, la red se propone activar a actores clave de la sociedad e implicarlos en la resolución de problemas prácticos sobre el desarrollo sostenible. Centra su acividad en cuatro áreas prioritarias para España: energía, agua, biodiversidad y género. Además, la red se propone fomentar la participación en el debate mundial, la promoción de un programa de iniciativas que se transformen en desarrollo sostenible, presentar iniciativas locales y regionales que constituyan importantes contribuciones al desarrollo sostenible y promover la educación para el desarrollo sostenible.

En esta línea, la organización acaba de lanzar una “Guía para aplicar los ODS en las ciudades”, un documento que explica los ODS como una hoja de ruta para los/as alcaldes/as y líderes locales que están trabajando para mejorar la caliad de vida en los entornos urbanos.

El papel específico de los gobiernos urbanos y locales en la aplicación de los ODS dependerá de cada país, pero el documento señala cuatro pasos básicos para comenzar la 'localización' de los ODS en las ciudades. El documento señala:

1. Iniciar un proceso inclusivo y participativo de SDG localización. Esto incluye la sensibilización de los ODS en el plano local, preparando el escenario para la discusión de múltiples partes interesadas y la participación, y priorizar el desarrollo sostenible a través de un fuerte liderazgo político y acuerdos de gobierno integrados.

2. Establecer la agenda local ODS. El documento señala que la localización de los ODS es clave para asegurar que nadie y ningún lugar se quedan atrás en el desarrollo de un futuro más sostenible. Las ciudades tienen que adaptar los ODS globales en una agenda local ambicioso pero realista, a través de la toma de decisiones basada en la evidencia que está respaldado por el apoyo del público.

3. Planificación. La aplicación de las ODS que deben alcanzarse para el año 2030 requiere una planificación basada en objetivos que adopta un largo plazo, la perspectiva multisectorial, y con el apoyo de una capacidad adecuada ejecución y los recursos financieros, y las asociaciones de múltiples partes interesadas.

4. Monitorear el progreso. Es decir, señala la importancia de establecer sistemas de datos desagregados para medir el progreso local en indicadores y verificar la eficacia de la ejecución del programa; hacer el seguimiento y la evaluación de los sistemas locales (M&E) aseguran que la aplicación de los ODS sigue en marcha.

La Guía tiene en cuenta las dificultades de los gobiernos urbanos y locales para conducir su acción sobre el desarrollo sostenible. Entre las causas, señala el poder político y económico, la falta de acceso a la financiación para el desarrollo, los bajos niveles de capacidad institucional o la falta de cooperación a varios niveles, así como la incapacidad para atraer o ser parte de fuertes asociaciones entre múltiples interesados.

El capítulo 3 señala la relevancia de que las ciudades y los asentamientos humanos tengan suficiente autonomía, capacidad y recursos para aplicar los ODS con efectividad. El documento señala como "a más largo plazo, los sistemas de gobierno descentralizados tendrán que asegurarse de que los poderes políticos y fiscales de los gobiernos locales son proporcionales a sus responsabilidades". Señala que los organismos gubernamentales locales necesitan desarrollar las habilidades y capacidades para lograr resultados, y que la legislación y las regulaciones del gobierno deben dar prioridad e incentivar el desarrollo sostenible, y fortalecer la gobernabilidad local, tanto en las ciudades pequeñas y grandes metrópolis.

Sector privado y sociedad civil deben ser colaboradores en el proceso para desarrollar mecanismos de financiación innovadores y equilibrar las dimensiones social, económica y ambiental del desarrollo sostenible. En definitiva, la Guía defiende que "el cambio hacia el desarrollo sostenible es una oportunidad para que los gobiernos urbanos y locales superen las trayectorias de desarrollo tradicionales y abran vías de desarrollo inclusivas, ambientalmente sostenibles y económicamente exitosas".

 

Secciones