· Publicado en Incidencia en Políticas

COP 21: España ante el reto de superar los "pobres" resultados que atesora frente al cambio climático

COP 21: España ante el reto de superar los "pobres" resultados que atesora frente al cambio climático

Los líderes internacionales celebran un "acuerdo histórico"que entrará en vigor en 2020, mientras que las ONG se preguntan si los acuerdos irán seguidos de acciones y España hace frente al reto que suponen los resultados de la Cumbre del Clima; según el informe Climate Change Performance Index 2016, solo Austria y Estonia tienen peor puntuación que España dentro de la Unión Europea. Respecto al informe anterior, España cae 12 puestos y ocupa el número 41 de los 58 países que analiza el informe.

Nadie niega, tras el acuerdo alcanzado este sábado en París, que la lucha contra el cambio climático ha logrado un amplio apoyo, en un acuerdo global que impone nuevos esfuerzos. Además de la limitación de emisiones, el acuerdo implica que los países más ricos destinen 100.000 millones de dólares anuales.

De forma resumida, como aspectos positivos la prensa recoge este compromiso económico y la reducción de la temperatura global entre 2 grados y 1,5 grados para el 2100. Como puntos negativos, se trata de un acuerdo que no refleja la necesidad de abandonar por completo los combustibles fósiles por las presiones del sector de la extracción. Por otra parte, el acuerdo no recoge dos sectores que se encuentran entre los más contaminantes: el transporte aéreo y marítimo. Y lo que para las ONGD es peor, aunque se mencionan en el Preámbulo, el documento final no aborda la cuestión de los Derechos Humanos, la igualdad de género o los derechos de los pueblos indígenas.

Frente a las metas individuales que resultaron fracasadas en el Protocolo de Kioto, ahora existe una meta obligatoria: todos los países firmantes del pacto, que tendrán que ratificarlo la próxima primavera, deberá concretar sus contribuciones a las limitaciones de gases. 187 de los 195 países reunidos en París ya han presentado sus programas nacionales pero esto no es suficiente. Por eso, cada cinco años se realizará una revisión al alza de los compromisos, si se quiere alcanzar el objetivo fundamental de reducción de la temperatura global de la Tierra.

Un punto de partida para el abandono de los combustibles fósiles, sin compromiso suficiente para lograrlo

Así ha titulado Greenpeace su crónica final del acuerdo. "El tratado marca un objetivo que solo se puede alcanzar con el abandono total de los combustibles fósiles en 2050, como tarde", afirma la nota publicada por la organización ecologista. Greenpeace valora positivamente el compromiso de casi 200 países de limitar a 1,5 ºC el calentamiento global pero alerta de que no fija los medios para lograrlo. Según el director de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, la producción con energía renovable ya está creciendo mucho en todo el mundo, pero ahora tiene que acelerarse. 

La organización advierte de que "aunque el Acuerdo de París es legalmente vinculante ya que es un Tratado según leyes internacionales, los objetivos nacionales (los llamados INDC) no son legalmente vinculantes ni lo son tampoco los compromisos de financiación. Esto es así principalmente para permitir que Estados Unidos sea parte de este acuerdo global".

Greenpeace señala buenas iniciativas en torno a las energías renovables, aunque se han producido fuera de las conversaciones oficiales. Entre ellas, "la iniciativa solar de la India y el lanzamiento de la Iniciativa de Energía Renovable de África, alcaldes y líderes de más de 1000 ciudades que dan su apoyo a un futuro de energía 100% renovable. En el texto, las energías renovables son reconocidas por la necesidad de promover el acceso universal a la energía sostenible en los países en desarrollo, en particular en los de África".

A los "graves olvidos" de este acuerdo, Ecologistas en Acción añade la ausencia de la población obligada a formar parte del colectivo de "refugiados climáticos". La organización califica el documento de "decepcionante e insuficiente al carecer de herramientas necesarias para luchar con eficacia contra el calentamiento global y al desoír las luchas ciudadanas que ya están haciendo frente al cambio climático". Para Ecologistas, "los líderes mundiales han apostado en París por el mismo modelo devorador de recursos que nos ha traído a la situación actual y nos dirige al colapso ambiental", desoyendo la opinión de buena parte de la ciudadanía que sí tiene claro el camino a seguir. A pesar de las críticas, la organización aboga por continuar trabajando y no caer el pesimismo, "impulsando medidas como las articuladas contra el TTIP, el fracking o la energía nuclear".

España, a la cola de la lucha contra el cambio climático

Mientras que el acuerdo de París parece dar los primeros  pasos hacia la eliminación de los combustibles fósiles, aquellos que provocan más emisiones de gases de efecto invernadero, España va en dirección contraria. O al menos así se desprende del informe Climate Change Performance Index 2016, en el que se analizan 58 países, que acumulan el 90% de las emisiones mundiales. El autor del informe, Jan Burck, señala la política sobre renovables del Gobierno español como una de las principales causas. En el informe, España es el único Estado de la Unión Europea cuyos resultados en energías renovables son calificados de "muy pobres".

Según informa El País, la Comisión Europea ha alertado en varias ocasiones de que España podría no cumplir el compromiso de llegar en 2020 a que el 20% del consumo total de energía sea de fuentes limpias y ha corregido en dos ocasiones a la baja los datos sobre implantación de renovables enviados a Bruselas por el Gobierno español durante esta legislatura.  

Fuente: El País, Viento del Norte (eldiario.es), Greenpeace y Ecologistas en Acción.

Descargar archivos adjuntos:

Frente al COVID 19

FAMSI frente al COVID 19

ODS Local Andalucía

ODS Local Andalucía 

Secciones