· Publicado en Comunicación

La economía del cuidado, un acelerador del cambio con igualdad

La economía del cuidado, un acelerador del cambio con igualdad

La División de Asuntos de Género de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe es un órgano que busca realizar aportes que impulsen la incorporación de la perspectiva de género en el ámbito del desarrollo regional de América Latina y el Caribe. En el ámbito de la comunicación, impulsa la reflexión de la realidad en clave de igualdad de género. Aquí puedes ver un ejemplo. Un artículo que analiza esta idea: es necesario pasar de la cultura del privilegio a la cultura de la igualdad. Y tú, ¿qué opinas?

"El cuidado se puede definir como todo lo que se hace para mantener, continuar y reparar el entorno inmediato, de manera que se pueda vivir en él tan bien como sea posible. Ese entorno incluye el cuerpo, el ser y el ambiente, así como todo lo necesario para entretejer una compleja red de sostenimiento de la vida (Fisher y Tronto, 1990)". Esta idea del cuidado tiene muchas relaciones con el desarrollo de la vida individual y comunitaria, con el avance colectivo y con un modelo de crecimiento que dimensiona el papel de las mujeres en la configuración de una sociedad más igualitaria que beneficia a todos y todas. 

El texto que puedes descargar aquí plantea un escenario de cambios demográficos, socioeconómicos y ambientales que aumentan la demanda de cuidados y que, "sin políticas públicas adecuadas, podrían profundizarse las desigualdades de género e incluso podría agudizarse la crisis de los cuidados". El análisis señala que el modelo actual de organización social de los cuidados, que se basa en las familias y se mantiene gracias al trabajo no remunerado de las mujeres, no sostenible.

Y añade que el avance hacia una agenda de desarrollo con base en la sostenibilidad económica, social y ambiental debe incorporar el concepto de cuidado para asegurar un cambio estructural en el marco de un crecimiento inclusivo. El texto señala que es necesario pasar de la cultura del privilegio a la cultura de la igualdad, y poner énfasis en nuevas formas de distribución (del tiempo y otros recursos), incorporando imprescindibles aspectos para la reproducción de la vida, como el cuidado.

"La inversión en políticas de cuidado genera un círculo virtuoso con impacto positivo en el empleo para hombres y mujeres. A mediano y largo plazo, la inversión en los sectores de cuidado produce externalidades positivas sobre el nivel de educación de la fuerza de trabajo, ya que la provisión de infraestructura pública y social de cuidado reduce las desigualdades educativas que afectan a niñas y niños. A su vez, a corto plazo, la profesionalización y certificación de quienes trabajan en forma remunerada en el sector de los cuidados aumenta sus capacidades laborales, sus salarios y su productividad".

El análisis que realiza la CEPAL aborda un enfoque integral que vincula el sistema económico y la organización social y define a la economía del cuidado como "un espacio de bienes, servicios, actividades, relaciones y valores relativos a las necesidades relevantes para la existencia y reproducción de las personas". Una economía que regulada, robustece los sistemas de pensiones y de protección social y evita el empobrecimiento de las mujeres en la vejez.

"Invertir en la economía del cuidado contribuye a la diversificación de la estructura productiva, sin trasgredir los límites ecológicos para la reproducción, lo que a su vez permite gestionar de forma más eficiente el patrimonio natural y garantizar la sostenibilidad de la vida". Puedes leer aquí el documento completo de la CEPAL.

 

Con esta iniciativa queremos contribuir a la consecución de los ODS y en especial de los ODS 5, por la igualdad de género y el ODS 10 para la reducción de las desigualdades.

 

Descargar archivos adjuntos:

Frente al COVID 19

FAMSI frente al COVID 19

ODS Local Andalucía

ODS Local Andalucía 

Secciones