· Publicado en Participación en Redes y Alianzas

Culmina la cumbre mundial del clima en Lima con un acuerdo entre 196 países

Culmina la cumbre mundial del clima en Lima con un acuerdo entre 196 países

Los delegados de los 196 países presentes en la cumbre COP 20, Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), de Lima han llegado a un solo acuerdo después de 14 días de negociaciones. El texto presentado antes de la finalización de este encuentro internacional, apunta que todos los países participantes presentarán ante la ONU a lo largo de 2015 sus compromisos “cuantificables” en reducción de gases de efecto invernadero.

Este proyecto es un documento inédito hasta el momento, ya que la lucha contra el calentamiento global siempre había recaído sobre los países desarrollados, responsables del 80% de las emisiones globales. El texto que se conoce como “Llamamiento de Lima para la Acción Climática”, establece que los países presentarán sus compromisos nacionales de reducción de las emisiones de gases que provocan el recalentamiento global.


Después de 13 días de debates, la COP 20 ha dejado sin resolver asuntos medulares como la fiscalización de los compromisos de la reducción de emisiones de cada país, el reconocimiento de daños y pérdidas causados por las alteraciones climáticas y los planes inmediatos.

Con la mirada puesta en los próximos objetivos de la Cumbre de París, los avances de Lima han sido muy relativos. Se llegó a Perú con la idea de hacer un borrador del futuro acuerdo, pero eso se ha conseguido solo a medias. Los mediadores están obligados a seguir trabajando en ello en 2015 para llegar a Francia con un texto más o menos definido.

Y es que juntar a representantes de casi doscientos países durante 14 días es un mérito en sí mismo. La necesidad de controlar el termostato del planeta para evitar que la temperatura aumente más de dos grados, el límite señalado por la ciencia para evitar consecuencias catastróficas resulta una tarea muy complicada. Se trata de lograr el entendimiento entre los que más contaminan (y más han contaminado) y los que más sufren los efectos del cambio climático. 

Los países en vías de desarrollo se negaron a aprobar un texto que no obligara a las mayores economías del mundo a entregar fondos para ayudarles a enfrentar los efectos del cambio climático. Estas, entre ellas la Unión Europea, presionaron hasta el final para que los compromisos financieros no formaran parte del documento para mantener su carácter voluntario. Al final, para contentar a unos y a otros, se incluyó un párrafo que no obliga pero enfatiza y “urge” a aumentar las ayudas. 

Fuerte crítica de las organizaciones ecologistas

Organizaciones ecologistas como Oxfam, la Red de Acción Climática y Amigos de la Tierra Internacional han sido muy críticos sobre el resultado. Las negociaciones de Lima “no hicieron nada para detener la catástrofe climática”, aseguró la última de estas organizaciones, destacando que “los gobiernos fallaron rotundamente en alcanzar un acuerdo para reducir las emisiones antes del 2020”, sostuvo la líder de la Iniciativa global de Clima y Energía de WWF, Samantha Smith. 

Secciones