· Publicado en Participación en Redes y Alianzas

La Declaración de Riberalta sella el compromiso de los representantes locales de la Región Amazónica con la sostenibilidad y la cooperación

La Declaración de Riberalta sella el compromiso de los representantes locales de la Región Amazónica con la sostenibilidad y la cooperación

En el evento ha participado Antonio José Rodríguez Viñas, alcalde de Cazorla, para presentar la experiencia de gestión de un municipio enclavado en el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas. Puedes descargar la Declaración de Riberalta aquí.

El documento es fruto de la reunión que han mantenido en la ciudad de Riberalta, en el departamento del Beni (Bolivia), del 16 al 18 de abril, gobiernos locales y regionales, y asociaciones de municipios de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador y Perú que compaten las especiales condiciones de la región amazónica, de gran riqueza humana y natural, y con grandes retos en la conservación y gestión de los recursos. El evento, el primero que reúne a los/as representantes locales y regionales de buena parte de la región amazónica, pretende impulsar la cooperación sur-sur y triangular entre ciudades para consolidar la articulación entre municipios pequeños e intermedios. Es una iniciativa de la Asociación Latinoamericana de Ciudades, Municipios y Asociaciones Nacionales de Municipios, FLACMA, coorganizado por el Vice-Ministerio de Autonomías de Bolivia, AMB, OIT y CGLU, y acogido por el Gobierno Autónomo Municipal de Riberalta, en el departamento del Beni.

El objetivo es construir una red de cooperación y aprendizaje entre pares que fortalezca el desarrollo de políticas para el apoyo de ciudades pequeñas y medianas ubicadas en la región amazónica y la cooperación, en un marco de gobernanza multinivel. Cobran especial relevancia en el nuevo marco de acción los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Nueva Agenda Urbana como una oportunidad para generar un proceso de transformación universal, bajo la premisa de 'no dejar a nadie atrás'. Para ello, la cooperación entre ciudades y el aprendizaje entre pares se consideran una prioridad, en el enfoque de la cooperación sur-sur.

Un 32% del territorio protegido convierte a los municipios en un actor clave de conservación en Andalucía

En Andalucía, la influencia de la acción local en el territorio es indiscutible, si tenemos en cuenta la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía, las 142 Zonas Especiales de Conservación y las ampliaciones de zonas de transición de algunas reservas de la biosfera.

Los/as responsable locales de la región amazónica han conocido también la experiencia andaluza de un municipio enclavado en un Parque Natural, una realidad muy presente en Andalucía, que cuenta con más de un 32% de su superficie protegida, lo que supone que hay cerca de 3 millones de hectáreas bajo alguna figura de protección, repartidas en superficie terrestre y marina.

Esta realidad es la que ha relatado Antonio José Rodríguez Viñas, alcalde de Cazorla, que ha participado en el panel sobre biodiversidad en los entornos urbanos-regionales, en el marco de esta experiencia de aprendizaje entre pares y cooperación entre ciudades pequeñas e intermedias, celebrada en Bolivia. El primer edil de Cazorla hizo especial énfasis en los usos alternativos de los territorios de gran riqueza ambiental, como es el caso del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas, o el de la Amazonía, en Latinoamérica. Rodríguez Viñas subrayó la importancia de detener la deforestación, un esfuerzo que en el caso de Jáen se llevó a cabo a través de la declaración del territorio como 'Parque Natural' en el año 1986, y que ahora permite una explotación turística sostenible.

La participación del FAMSI también se produjo en la sesión de trabajo desarrollada en la salida a terreno que permitió a los/as asistentes conocer la experiencia de la comunidad de Tumichucua en el ecoturismo. A través de grupos de trabajo y debates orientados, se pusieron de manifiesto aspectos diversos relacionados con el modelo de desarrollo que puede asegurar el futuro de las ciudades amazónicas, la economía verde y su relación con el proyecto de ciudad, una sesión que fue moderada por Rocío Romar, responsable técnica del FAMSI en Ecuador.

La conservación de los recursos clave de futuro para la Amazonía

La Declaración de Riberalta destaca la relevancia de la Amazonía y su sostenibilidad para el planeta, y reconoce su valor como patrimonio natural y cultural, así como la necesidad de buscar alternativas sostenibles al aprovechamiento de recursos en la zona. Frente a esta realidad, los representantes declaran la voluntad de trabajar juntos para que la articulación territorial y de gobernanza permitan mejorar la gestión de los desafíos que comparten, y reclaman a las autoridades nacionales, regionales e internacionales que faciliten un estado de multi-gobernanza que permita a todos los niveles de gobierno ser actores activos en la construcción de un futuro compartido.

Marcos legislativos revisados y adecuados a la realidad de la región y modelos de gestión de la financiación que atiendan sus necesidades reales. A ello se suma la revindicación de los municipios en la gestión asociativa de la Amazonía, para avanzar hacia una gestión territorial sostenible, enfocada hacia la planificación estratégica, el ordenamiento territorial y la diversificación de elementos clave como el empleo decente y verde.

Los líderes reunidos en Riberalta han adquirido un ambicioso programa de acción con fuerte presencia de la Agenda 2030; entre otras acciones, apoyar la localización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y en especial, los Objetivos 5 (igualdad de género), 8 (empleo decente y crecimiento económico)11 (ciudades y comunidades inclusivas y sostenibles), 13 (acción por el clima) y 15 (ecosistemas terrestres).

Los líderes asumen trabajar en un modelo de desarrollo económico que permita la conservación del territorio y la gestión de los recursos naturales, y la dinamización de la ciudadanía para que participe como actor clave, en la estrategia de protección y promoción del territorio amazónico. La colaboración con FLACMA, y la creación de un banco de buenas prácticas son acuerdos que se han derivado de esta reunión, recogidos en la Declaración final.

Acción local para proteger el pulmón del mundo

La influencia de la región amazónica en Latinomérica, y en el mundo, es indiscutible. Supone el mayor bosque tropical del planeta, y a los valores ambientales y naturales hay que sumar una riqueza cultural, con diversidad de lenguas y formas de vida de pueblos indígenas y campesinos tal, que no es comparable con ninguna otra en el mundo. Sin embargo, esta isla de biodiversidad ambiental y humana está amenzada de gravedad, si no se afrontan los desafíos a los que se enfrenta, desde todos los ámbitos de gestión política. Estas son algunas de las razones que han motivado la celebración de un evento que reuniera a los gobiernos y asociaciones de gobiernos de los países incluidos en el área de influencia de la región.

Si bien la “Carta de Manaos”, declaración final de la Cumbre Amazónica de Gobiernos Locales llevada a cabo en octubre de 2009 en Brasil, reconoce el papel fundamental de los gobiernos locales de la región preservar la
Amazonia y desarrollar la región de manera sostenible, la condición geográfica de la región presenta un reto en
cuanto a la conectividad de los municipios, hay poca presencia de los estados nacionales en la región y los gobiernos locales enfrentan grandes dificultades a nivel institucional.

Estas son algunas de las razones que han llevado a CGLU y FLACMA a promover la celebración de un evento de estas características, que promueva la creación de vínculos entre ciudades de pequeña escala para fomentar iniciativas de cooperación, el desarrollo de políticas e iniciativas que impulsen el desarrollo económico local y promuevan la planificación ambiental y territorial, entre municipios transfronterizos.

Con esta noticia, el FAMSI quiere contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible:

 
Objetivo 5: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas

 
Objetivo 8: Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos

 
Objetivo 11: Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles

 
Objetivo 13: Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos

 
Objetivo 15: Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad
 
Objetivo 17: Revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.

Descargar archivos adjuntos:

Secciones