· Publicado en Monográfico Objetivos de Desarrollo Sostenible y Gobiernos Locales

Impulso al desarrollo social y empleo de calidad inclusivo y sostenible: FAMSI presenta en Monterrey el papel del desarrollo local en la lucha contra la pobreza

Impulso al desarrollo social y empleo de calidad inclusivo y sostenible: FAMSI presenta en Monterrey el papel del desarrollo local en la lucha contra la pobreza

El Seminario Internacional de Pobreza Urbana, celebrado del 24 al 26 de agosto en Monterrey, ha sido además el escenario para la presentación del III Foro Mundial de Desarrollo Económico Local que tendrá lugar en Turín, del 13 al 16 de octubre.

El evento de Turín supone avanzar en el diseño de estrategias de desarrollo económico local desde una perspectiva de inclusión y sostenibilidad, un camino iniciado en Sevilla (2011) y Foz do Iguaçu (2013), que en esta tercera edición afronta el reto de coincidir con la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible 2015 que redefinirá el consenso internacional alcanzado en el año 2000 en torno a los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Como entidad que preside el Grupo de Trabajo en Desarrollo Económico Local de CGLU (Ciudades y Gobiernos Locales Unidos) y entidad de cooperación que agrupa a los gobiernos locales andaluces, el FAMSI ha presentado en Monterrey un concepto de desarrollo local que entronca con los nuevo ODS, Objetivos de Desarrollo del Milenio, en la medida en que afronta el crecimiento de la pobreza urbana.

En palabras del director general del FAMSI, Antonio Zurita, “el desarrollo social, el acceso al agua, a la vivienda, la movilidad, la salud, la educación... son fundamentales para evitar que las personas se vean obligadas a dedicar mucho tiempo y recursos a procurar esas ‘necesidades básicas’, pero sin empleo no hay población". Zurita destacado una práctica de desarrollo económico local entendido como “un pétalo de cuatro hojas, empresa, gobierno, academia y ciudadanía, que deben articularse para elaborar estrategias y poner en marcha programas de generación de empleo de calidad, inclusivo y sostenible”.

Desarrollo local, social y lucha contra la pobreza han reunido en Monterrey a representantes de Colombia, Ecuador, EEUU, Perú, Argentina, Uruguay, Chile, Dominicana, El Salvador, Alemania, entre otros, convocados por la Secretaría de Desarrollo Social de Méjico, el Banco Mundial y el programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, ONU-Hábitat y el Fondo Mundial para el Desarrollo de las Ciudades.

La presencia del FAMSI en Monterrey supone además acercar al escenario internacional la práctica de la cooperación de los gobiernos locales andaluces, aliado de otras autoridades locales latinoamericanas a través de iniciativas como el proyecto AL-LAS, una alianza euro-latinoamericana de cooperación entre ciudades, con el apoyo de la Unión Europea, coordinado por el Gobierno de la Ciudad de México, con el objetivo de potenciar la acción internacional de las ciudades.

El Seminario que acaba de finalizar supone una oportunidad clave para adelantarse al debate que tendrá lugar en septiembre en torno a los ODS, y promover el intercambio de acciones y experiencias en torno a la pobreza entre actores de la gestión pública, el sistema de Naciones Unidas, gobiernos locales y entidades de cooperación internacional.

En septiembre, la asamblea general de Naciones Unidas aprobará el nuevo escenario de trabajo global para avanzar en la reducción de la pobreza, recogido ampliamente en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Del 25 al 27 de septiembre, la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible 2015 dará luz verde a diecisiete objetivos entre los que se recogen de forma expresa dos de los elementos que se darán cita de nuevo en el III Foro Mundial de Turín, del 13 al 16 de octubre: en primer lugar, la promoción del crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos, recogido en el Objetivo 8. En el Objetivo 11, Naciones Unidas se ha propuesto que el compromiso con los ODS trascienda el nivel de los Estados y baje hasta las ciudades, y asentamientos humanos en general, proponiendo el reto de que sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.