“Don’t waste our Future!"

“Don’t waste our Future!"

“Don’t waste our Future! - Building a European alliance of youngsters against food waste and for new models of sustainable development and consumption in the EYD 2015”, es el nombre del proyecto cuya traducción al castellano alude al objetivo fundamental de la intervención: ¡No desperdicies nuestro futuro!. El proyecto consiste en la creación de una alianza de jóvenes europeos en contra del desperdicio de comida y a favor de nuevos modelos sostenibles de desarrollo y consumo. Se trata de un proyecto de sensibilización y educación al desarrollo, financiado por la Unión Europea, con una duración de dos años. El proyecto tiene la intención de implicar aproximadamente a 80 centros de educación Primaria y Secundaria, 40 municipios y 7 países europeos.

El proyecto nace de la comprensión de que cerca de un tercio de la producción mundial de alimentos se desperdicia cada año y el conocimiento de que esta situación probablemente pueda empeorar en el futuro. De acuerdo con Naciones Unidas, la población mundial excederá de 9 billones de habitantes en 2050; la producción alimentaria tendrá que incrementar en un 70% para satisfacer las necesidades mundiales de alimentación.

El elemento clave del problema surge de los modelos actuales de consumo y de los hábitos de los/as consumidores, a menudo causados por la falta de conocimiento y entendimiento de la base del problema. El enorme desperdicio de comida que se genera cada año es principalmente un obstáculo práctico para la lucha mundial contra el hambre y la pobreza, tanto en Europa como en países con serios problemas de desarrollo, pobreza y seguridad alimentaria.

La comida se desperdicia en todas las fases del proceso alimenticio: producción, procesamiento, distribución hasta su consumo. Tanto en el norte como en el sur, la mayoría del desperdicio de comida tiene lugar en la fase de producción, aunque en los países en vías de desarrollo el mayor porcentaje se concentra en las etapas iniciales de la cadena. En Europa, sin embargo, la mayor parte de los deshechos alimentarios se producen a nivel doméstico, el cual supone alrededor del 43% del total del desperdicio de comida de la Unión Europea.

Tomar conciencia del desperdicio de comida requiere una comprensión global del impacto que la producción alimentaria tiene en el medio ambiente. Recursos naturales, como el sol, agua y energía, utilizados en la producción de alimentos, son cada vez más escasos. Los efectos del cambio climático, que incrementan la demanda de alimento, unida a la presión demográfica y al uso insostenible de los recursos disponibles, están empujándonos a una situación crítica, más allá de la cual las consecuencias sociales y medioambientales podrían ser irreversibles. Estos problemas son universales y están interconectados, y sólo pueden ser afrontados desde el compromiso cooperativo de todos los actores públicos, privados, junto con toda la ciudadanía, y, especialmente, de todos la población joven del mundo.

OBJETIVOS

Mejorar la comprensión crítica, el sentido de la responsabilidad y agencia de los jóvenes ciudadanos Europeos y las Autoridades Locales en relación al desperdicio de comida y el derecho al alimento, para fomentar modelos de consumo más responsables y el desarrollo sostenible a nivel local y mundial.

Prevenir y reducir los desperdicios alimenticios en Europa a través del cambio en los hábitos individuales y colectivos.

DURACIÓN

24 meses

 LÍDER DEL PROYECTO

FELCOS.

SOCIOS Y/O CONTRAPARTES

Financia: UE - EuropeAid. Programa ANE-AL.

• FPMCI, Fondo provincial Milanés para la Cooperación Internacional, Italia.
• Oxfam Italia.
• Ayuntamiento de Foligno, Italia.
• Educationfor Global CitizenshipUnit de la Universidad de Glasgow, Reino Unido.
• FAMSI, Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional, España.
• Asociación In Loco. Portugal
• Passerelle.info, Francia.
• CARDET, Centro para el Progreso en la Investigación y el Desarrollo en el campo de la Tecnología de la Educación, Universidad de Nicosia, Chipre.
• Municipalidad de Agios Athanasios, Chipre.
• ACR+, Asociación de Municipios y Regiones para el Reciclado y la Gestión Sostenible de los Recursos, Bélgica.

ACTIVIDADES PLANIFICADAS EN 2016

  • Impartición de dos talleres educativos sobre metodología participativa basada en el concepto de educación entre iguales “peer to peer approach” para alumnos de Secundaria.
  • Talleres educativos para alumnado de educación primaria sobre desperdicio de comida y consumo responsable conducidos por los/as alumnos/as anteriormente.
  • Diseño de campaña de comunicación del proyecto.
  • Implementación de las acciones incluida en las campaña.

 

Educación para el Desarrollo

La Educación para el Desarrollo facilita la comprensión del mundo globalizado, genera una actitud crítica y comprometida con la realidad, crea compromiso y corresponsabilidad en la lucha contra la pobreza, fomenta actitudes y valores en la ciudadanía. En definitiva, contribuye a una ciudadanía global, con capacidad de análisis y comprensión de las causas de la pobreza, la inequidad y el desigual reparto de bienes, recursos y derechos. Todos ellos, logros que persigue la cooperación internacional y la dinámica de alianzas internacionales en las que se basan, cada vez más, los gobiernos locales y otros actores de la cooperación.

La Educación para el Desarrollo es el hilo conductor de muchas de las iniciativas que se llevan a cabo en el abordaje de distintas temáticas, y en el acercamiento a distintos colectivos sociales. Mujeres, jóvenes, ciudadanía local y provincial, están en el centro de atención de estos programas que aspiran a transmitir una imagen de la realidad objetiva, plural, libre y justa, que atienda a la diversidad y que responda a la ausencia de canales de participación que tienen ciertas temáticas en los circuitos convencionales de información, capacitación y dinamización social.

Noticias relacionadas