· Publicado en Comunicación

La vulnerabilidad condena a miles de niños y niñas: víctimas de trata y del trabajo infantil

La vulnerabilidad condena a miles de niños y niñas: víctimas de trata y del trabajo infantil

La trata de niños, niñas y adolescentes mueve millones de euros al año. La Meta 8.7 de la Agenda 2030 es un llamamiento a la acción para erradicar el trabajo infantil, una realidad cruel que, en muchas ocasiones, está vinculada a la trata de menores, dentro y fuera de sus fronteras. Trabajo infantil y trata de niños y niñas, en muchas ocasiones, van unidos. 

La pobreza, la exclusión y un sistema de producción sustentado sobre mano de obra barata, han provocado una demanda sin precedentes de menores trabajadores. La Meta 8.7 recoge el compromiso de los dirigentes a "adoptar medidas inmediatas y eficaces para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de personas y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, de aquí a 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas”.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) instituyó el primer Día Mundial contra el Trabajo Infantil en el año 2002 para llamar la atención sobre la gravísima situación de niños y niñas en situación de extrema vulnerabilidad, y sin la protección social que podría poner fin a los abusos.  

La naturaleza delictiva y la invisibilidad de la realidad hace difícil conocer las cifras reales. La Conferencia Mundial sobre la Erradicación del Trabajo Infantil, celebrada en Durban en mayo de 2022, recoge datos escalofriantes: según las ‘Estimaciones mundiales del trabajo infantil de 2020’, 160 millones de niños y niñas se encuentran en situación de trabajo infantil, la mitad de ellos realizando trabajos peligrosos. Hay multitud de instrumentos para frenar y combatir el trabajo infantil. Además de convenios internacionales, la Meta 8.7 y la Meta 1.3, para la implementación de sistemas y medidas de protección social, el Protocolo de las Naciones Unidas para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional.

Los niños y niñas víctimas de trata están expuestos a la explotación sexual, el reclutamiento forzado (niños soldados), el matrimonio infantil, el trabajo forzoso en minería y agricultura, a la esclavitud doméstica y al trabajo forzoso por endeudamiento.

En Andalucía... 

En Andalucía, en el 2021 se identificaron 1.059 personas en situación de riesgo de trata de seres humanos -THS- con fines de explotación sexual; 27 personas fueron reconocidas de facto como víctimas ese mismo año. Estas cifras indican las barreras que existen en la identificación de la población víctimas de TSH, en especial cuando son menores. Muchos niños y niñas que son posibles víctimas de TSH son identificados, a ojos de las administraciones, como menores migrantes no acompañados.

La reflexión es clara: es necesaria la inclusión de un enfoque de infancia a la hora de trabajar sobre la trata de seres humanos. Un enfoque que tenga en cuenta sus especiales necesidades, sus derechos específicos, y que considere como víctimas a todos los niños y niñas que, de un modo u otro, están envueltos en este negocio criminal.

Entre las medidas que contempla el Llamamiento a la Acción de Durban para la Eliminación del Trabajo Infantil, se contemplan respuestas políticas y programáticas basadas en datos y en información proporcionada por los sobrevivientes. En concreto, entre las 49 medidas que incluye, se encuentran el refuerzo de la prevención y lucha, la aplicación efectiva de las leyes, reglamentos y políticas nacionales contra el trabajo forzoso, la esclavitud moderna y la trata de personas, la aplicación de mecanismos de evaluación de riesgos en relación con la infancia víctima de trata con fines de explotación laboral, y la supervisión de su reintegración a largo plazo.

Los principales grupos de riesgo identificados son menores que víctimas de violencia o abuso en el entorno familiar, los menores en situación de movilidad por un proyecto migratorio, los menores “solos” o los “huérfanos de la migración laboral”, quienes han sido víctimas de la guerra, crisis y desastres naturales, aquellos que tienen comportamientos de riesgo en internet, menores con discapacidades físicas, de aprendizaje y desarrollo, así como los niños y niñas de comunidades o barrios vulnerables.

El objetivo de la trata de las personas menores de edad es su explotación cuando llegan al lugar de destino, que puede darse en cualquier modalidad dependiendo de factores tales como el sexo de la víctima, su edad, la naturaleza del mercado laboral en el que se le introduce, su nivel de destrezas, etc. La enumeración de las consecuencias es atroz: explotación sexual infantil, explotación laboral, venta de niños y adopciones ilegales, tráfico y venta ilegal de órganos, servidumbre doméstica, matrimonios forzados, entre otras.

Los traficantes utilizan diferentes medios para controlar a sus víctimas y mantenerlas en una situación de explotación: haciendo que las víctimas contraigan obligaciones financieras, aislándolas de sus familias, comunidades u otras personas ajenas, confiscando su documentación de identidad, visados, pasaportes; ejerciendo violencia física, psicológica y sexual contra ellas, amenazándolas con represalias contra sus familias, etc. en caso de no acceder a las condiciones de explotación, manipulándolas y atemorizándolas para evitar que acudan a la policía; o controlando su dinero.

Las consecuencias... 

Las consecuencias del proceso de trata pueden afectar todos los aspectos de la vida de los niños y niñas a corto y largo plazo, generándoles problemas emocionales, psicológicos (depresión, baja autoestima, fobias, síndrome de estrés postraumático, etc.) y físicos (lesiones provocadas por terceros, automutilaciones, abuso de sustancias tóxicas, enfermedades de transmisión sexual, etc.), conductuales (agresiones, fugas, conductas delictivas, etc.). El trauma social, psicológico y físico es más grave que en las personas adultas. Del mismo modo, la situación de explotación y sometimiento que viven les dificulta de manera muy importante su acceso a la red normalizada de servicios y recursos sociales.

A este respecto, las normas legales internacionales reconocen la necesidad de adoptar medidas  especiales de protección especiales y reconocen la responsabilidad de los Estados en la implementación de aquellas actuaciones necesarias “(…) contra toda forma de perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual, mientras que el niño se encuentre bajo la custodia de sus padres, de un tutor o de cualquiera otra persona que le tenga a su cargo” (art. 19, Convención sobre los Derechos del Niño).

En el caso de las personas menores de edad víctimas de trata, también se reconoce la obligación de los Estados de proteger y promover los Derechos de las Víctimas, teniendo en cuenta la situación especial de las mujeres y menores de edad víctimas, y de adoptar “aquellas medidas legislativas u otras que sean necesarias para identificar a las víctimas con la colaboración, en su caso, de otras Partes y de las organizaciones responsables de prestar asistencia” (art. 10.2, Convenio del Consejo de Europa sobre la Lucha contra la Trata de Seres Humanos).

FAMSI contra la Trata, fase 2, 'Sensibilización y lucha sobre la trata con fines de explotación sexual desde la acción local', es una propuesta que cuenta con la financiación de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, en la actualidad, Consejería de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, con cargo a la asignación tributaria del 0'7% del IRPF. 

Más información y recursos acerca de la trata de niños y niñas: 

Documental Not my life: Filmada en cinco continentes, en una docena de países, Not My Life adentra al espectador en un mundo en el que millones de niños son explotados a través de una asombrosa variedad de prácticas que incluyen el trabajo forzado, el turismo sexual, la explotación sexual y el reclutamiento de niños soldados: https://www.notmylife.org/

Centro Documental Virtual “Bienestar y Protección Infantil” de la Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil (FAPMI): https://bienestaryproteccioninfantil.es/

Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil, FAPMI: https://ecpat-spain.org/

Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC): https://www.ilo.org/ipec/lang--es/index.htm

 

 

 

 

 

  

ODS Local Andalucía

ODS Local Andalucía 

Secciones