· Publicado en Monográfico Objetivos de Desarrollo Sostenible y Gobiernos Locales

Cepei lanza un estudio para luchar contra la inequidad de género

Cepei lanza un estudio para luchar contra la inequidad de género

Cepei ha lanzado un estudio exhaustivo sobre la inequidad de género, a propósito del Primer Foro Mundial de Datos de las Naciones Unidas de 2017. En el documento trata esta grave problemática en regiones de Sudáfrica, América Latina y los países de la OCDE.

La igualdad y la diferencia son los elementos básicos sobre los que se construye la idea de la equidad, que en su forma más básica refiere a brindar a todos igual trato ante igualdad de situaciones. Sin embargo, al hablar de equidad, es necesario dar un paso más y atender a los diferentes puntos de partida en que se encuentran los distintos actores, incluyendo la consideración de situaciones específicas. Es interesante señalar que las versiones oficiales de la Agenda 2030 en francés, ruso y chino utilizan, al igual que la española, el término “desigualdad” mientras que la versión en inglés utiliza el de “inequidad” (inequality).

Dentro de la discusión sobre el contenido de la idea de equidad se distinguen dos formas posibles: la equidad “vertical”, cuyo objetivo es reducir las desigualdades entre sujetos en situaciones diferentes; y la equidad “horizontal”, que refiere a brindar tratamiento similar a sujetos en situaciones similares”.

La equidad, en el marco del desarrollo sostenible, queda relacionada con la manera en que costos y beneficios (en un sentido amplio) sociales, económicos y ambientales son distribuidos entre diferentes sujetos y con las relaciones que se establecen entre ellos. Hoy el concepto de equidad se expresa a través del de ciudadanía social, que hace referencia tanto al derecho de cada miembro del conjunto de disfrutar de niveles básicos de bienestar y seguridad como al rol activo de los sujetos sociales en el proceso de lograr mayores niveles de equidad y, en el marco de la revolución de datos, proyecta nuevas posibilidades y desafíos.
Lograr reducir las inequidades existentes de manera universal y sin dejar a nadie atrás requiere utilizar datos de calidad que sean asequibles para los tomadores de decisiones, pero también para la ciudadanía llamada a desempeñar un rol fundamental en los procesos de monitoreo y seguimiento de las acciones de gobierno orientadas a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
En ocasión de la reunión del primer Foro Mundial de Datos de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible en Sudáfrica, Cepei ha propuesto una mirada comparativa basada en los datos que brinda el Informe sobre Desarrollo Humano 2015 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, a partir de la cual identificar situaciones de inequidad en África Subsahariana (AS) y América Latina y el Caribe (ALC), contrastadas con el grupo de países que integran la OCDE (países OCDE), como un primer paso para identificar posibles caminos de trabajo conjunto orientado a su eliminación.

Inequidades: África Subsahariana, América Latina y el Caribe y los países OCDE

Las diferencias entre los países OCDE y las otras 2 regiones no solo son evidentes sino, en algunos casos, violentas y útiles para comprender motivos que se encuentran detrás de los movimientos masivos de poblaciones de los que somos testigos en la actualidad, que no solo responden a la violencia en su forma armada. Pero también es posible identificar espacios para la Cooperación Sur-Sur entre ALC y SA, y no solamente en esa dirección ya que la primera de ellas tiene lecciones por aprender de la segunda en materia de equidad en temas como distribución del ingreso, aunque esto requiere de un análisis más profundo.

Todas las regiones necesitan, y es un camino sin final, mejorar constantemente sus sistemas estadísticos y de generación y gestión de datos, sus capacidades técnicas y humanas asociadas al manejo de datos como un imperativo para cumplir los compromisos asumidos en la Agenda 2030 de no dejar a nadie atrás y encontrar los “lados ciegos” que la falta de información nos está dejando en la materia.

Trabajar para que el desarrollo sea sostenible y alcance a todas las personas es, necesariamente, trabajar por la reducción de las desigualdades. Los datos nos lo cuentan.

Especial Objetivos de Desarrollo Sostenible y Gobiernos Locales

En septiembre de 2015, la Asamblea de Naciones Unidas adoptó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosteridad. Una estrategia global que supone un paso más allá de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y que, por primera vez, situa en el Objetivo 11 el ámbito local como espacio de acción clave para la consecución de los 17 objetivos y 169 metas que contempla el nuevo marco de acción, con el horizonte en 2030.

Desde la conferencia de Río +20 en 2012, se han realizado multitud de consultas a nivel nacional, regional e internacional para definir la nueva agenda de desarrollo global que sustituiría a los Objetivos de Desarrollo del Milenio.


Los objetivos y metas fueron acordados por el Grupo de Trabajo Abierto intergubernamental (GTA) en el 2014. La Comisión de Estadística de la ONU ha propuesto, en marzo de 2016, un conjunto de indicadores globales para medir el progreso hacia los objetivos.

La Agenda 2030 será el marco de referencia de los programas mundiales en los próximos años, un compromiso mundial y universal, en el que cada Estado marcará los retos específicos que afronta, de acuerdo a este gran acuerdo global. Los Gobiernos Locales tienen mucho que decir. Por ello, hemos creado este monográfico, en el encontrarás documentos, referencias y noticias relacionadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con el que todos/as estamos comprometidos/as.